El beneficio de Indra llega a los 70 millones tras las pérdidas sufridas en 2015

El beneficio de Indra llega a los 70 millones tras las pérdidas sufridas en 2015

23 febrero, 2017
|
Actualizado: 23 febrero, 2017 21:06
|

Indra logró un beneficio neto de 70 millones de euros en 2016, frente a 641 millones que perdió en 2015, cuando sus cuentas se vieron lastradas por las provisiones que dotó por deterioros y sobrecostes de proyectos y el coste de su ajuste de plantilla.

El resultado bruto de explotación (ebitda) mejoró el 75,5 %, hasta 229 millones, según la compañía, que ha mejorado su margen operativo gracias al mayor margen de los contratos en ejecución, los planes de eficiencia y la favorable evolución de los proyectos «problemáticos» provisionados.
La tecnológica, inmersa en la compra de Tecnocom, facturó el año pasado 2.709 millones de euros, el 4,9 % menos que en 2015. En moneda local, la caída de las ventas sería del 2,8 %, según las cuentas remitidas hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que cifran el impacto negativo del tipo de cambio en 61 millones.
De las ventas totales, el negocio de Defensa y Seguridad aportó 559 millones de euros, prácticamente lo mismo que en 2015; mientras que el de Transporte y Tráfico bajó el 7 %, hasta 625 millones, debido, principalmente a la ralentización de proyectos en curso y los retrasos en el inicio de otros relacionados con el tráfico ferroviario y vial en América y España.

Cae el negocio de tecnologías de la información

Por Tecnologías de la Información facturó 1.485 millones, el 8 % menos, entre otros factores, lastrada por el tipo de cambio, el reposicionamiento en Brasil y demoras en ciertas licitaciones públicas en España.
Por áreas geográficas, Indra ingresó 1.164 millones en España, el 5 % menos; y 653 millones en América, el 15 % menos, mientras que en Europa facturó el 6 % más (524 millones) y en Asia, Oriente Medio y África el 1 % más (368 millones).
Indra destaca en un comunicado que generó 184 millones de euros de caja apoyada en su sólida mejora operativa y la gestión del circulante y pese a las salidas de caja por reestructuración de plantilla y proyectos onerosos.

Deuda de 523 millones

La compañía presidida por Fernando Abril-Martorell cerró el ejercicio con una deuda neta de 523 millones de euros, el 25 % menos que un año antes, y redujo sus gastos operativos el 9 %, hasta 2.543 millones, gracias a los planes de optimización aplicados y las menores ventas.
A 31 de diciembre, Indra sumaba 34.294 trabajadores, 18.951 de ellos en España, donde su plantilla se redujo en 1.300 empleados menos en un año, el 5 %. En todos los países en los que opera, la plantilla bajó en 2.766 personas.
En 2015, la tecnológica española contabilizó en sus cuentas efectos no recurrentes por valor de 718 millones, principalmente relacionados con provisiones, deterioros y sobrecostes de proyectos (371 millones) y provisiones por el plan de ajuste de plantilla (160 millones).
De los efectos extraordinarios, 321 millones correspondieron a Brasil, por proyectos problemáticos y a un contexto de empeoramiento económico en el país.

Noticias Relacionadas: