Susana Díaz amenaza con el desahucio a una familia por el impuesto de Sucesiones

Susana Díaz amenaza con el desahucio a una familia por el impuesto de Sucesiones

23 enero, 2017
|
Actualizado: 23 enero, 2017 13:43
|
PUBLICIDAD

Dejar una herencia a los hijos es uno de las mayores satisfacciones materiales que existen. No obstante, el impuesto de Sucesiones y Donaciones se ha convertido en una pesadilla en Andalucía, donde cerca de 20.000 personas renuncian a la herencia por no poder hacer frente al dinero exigido por la Administración por el mero hecho de poseer un bien.
El último caso conocido se refiere a Francisco y a sus padres, quienes habían sido beneficiados con la herencia de una tía materna. De la alegría inicial se pasó a la pesadilla por el impuesto de Sucesiones y Donaciones, al que no pueden hacer frente. Pueden llegar ahora a perder incluso su vivienda habitual.
La historia de Francisco y sus padres se inicia en 2011, según publica la edición de Sevilla de ABC. La madre de Francisco es sobrina de la fallecida, y en herencia ha recibido un local comercial, un piso y el 50% de un parcela rústica, cuyo valor, según la Junta es de 600.000 euros por la aplicación de los coeficientes multiplicadores sobre el valor catastral.
«Cuando llega la carta de la Junta, no nos lo creíamos: nos obligaba a pagar 205.000 euros por el impuesto de sucesiones», ha asegurado Francisco al citado diario. De rebote, Francisco no ha accedido a la beca para estudiar Administración y Dirección de empresas por «culpa de un patrimonio del que no podemos disponer«. Y es que, en el caso de vender todo el patrimonio del que disponen tampoco podrían cubrir la totalidad de la deuda.
«Lo primero que hicimos fue poner en venta el local para pagar; ahora está todo en venta pero no conseguimos venderlo; quienes nos preguntan se quieren aprovechar y nos ofrecen menos del valor que pone el Catastro«, ha asegurado, mientras la factura va aumentando como una bola de nieve debido a los intereses. Deben ahora 309.000 euros.

Un funcionaria se ríe de la familia asfixiada y al borde del desahucio

Ahora esperan al Tribunal Económico-Administrativo Central, cuyo pronunciamiento sobre su recurso puede tardar dos años, mientras soportan la orden de desahucio. La madre de Francisco sufre de insuficiencia renal, por lo que tiene que estar conectada a la máquina de diálisis. «Nos tienen asfixiados, podemos perder nuestra casa y no nos dan solución. Conseguimos un alquiler de larga duración para el local con una cadena de supermercados».
«Fui a la Consejería de Hacienda para decirle que les íbamos a ingresar los 800 euros del alquiler. La funcionaria se rió de mí. Me dijo que qué hacía ella con 800 euros al mes», prosigue. «Es un robo«, afirma con resignación.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD