Irene Carvajal (Vox) presenta una «solución constructiva y financiera» para soterrar las vías

Irene Carvajal (Vox) presenta una «solución constructiva y financiera» para soterrar las vías

22 mayo, 2023
|
Actualizado: 22 mayo, 2023 20:41
|

La candidata de Vox a la Alcaldía de Valladolid, Irene Carvajal, aseguró hoy que su formación cuenta con una “solución constructiva y financiera” elaborada por técnicos para acometer el soterramiento de Valladolid y consideró que “solo falta voluntad política”, algo que, dijo, mencionó el exministro de Fomento José Luis Ábalos, en las últimas semanas. “Él fue el que dijo que Puente no tuvo intención política de soterrar, muy probablemente porque era la línea roja de VTLP para dejarlo en el sillón”, recriminó.

Durante un acto con afiliados y militantes en el centro cívico de Pajarillos, al que asistieron unas 25 personas, entre ellas el consejero de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones, Carvajal defendió el soterramiento como el “gran proyecto de equidad, social y territorial” y sostuvo que es “incomprensible que la ciudad esté dividida en barrios de primera y segunda, con zonas inseguras y los túneles del miedo”.

A su juicio, el flujo debe ser “bidireccional, para que una sociedad sea más justa”. “Solo Vox mantiene en solitario este gran proyecto, en soledad. Existe una solución constructiva, financiera y solo ha faltado la voluntad política”, incidió.

Por eso, destacó que han mantenido reuniones con técnicos, que han facilitado la “solución constructiva y financiera”, igual que “en otros lugares de España con opciones más caras”. “Se empeñan en verlo como un gasto y hay que verlo como una inversión”, expuso, y lo comparó con la remodelación del estadio Santiago Bernabéu, en el que el Real Madrid ha invertido mil millones de euros.

“El soterramiento quedará para el futuro, para nuestros hijos. Traerá turismo, ingresos a las arcas municipales, atraerá gente joven y calidad de vida. Es la palanca tractora para que esto ocurra”, deslizó.

Carvajal desgranó su programa electoral, con la ayuda de algunos de los miembros de su candidatura, que está “pensado especialmente para Valladolid”. Al respecto, respondió a las “malas lenguas” que aseguran que el programa de Vox es “igual para todas las ciudades”. “No es verdad. Este es de este equipo, que se ha pateado la calle, el barrio, hablado con asociaciones y llamando a todas las puertas. Fruto de esas reuniones tenemos este programa electoral”, comentó, para diferenciarlo de medidas “de quimeras o cantos de sirenas” y “sí de realidades y cosas que necesita Valladolid, de cuidar lo local, lo que queremos”.

En el “muestreo de novedades” que, aseguró, pide la sociedad civil, Vox propone un “psicólogo de intervención social, una figura que está olvidada y hace una labor extraordinaria en momentos de crisis”, entre los que mencionó los casos de acoso escolar, soledad, adicciones de los jóvenes a las drogas, alcohol o el juego, así como en los últimos años, “con tristeza absoluta, la cantidad de vallisoletanos que se están suicidando”.

Por ello, apostó por integrar esta figura en el entorno de los CEAS, para lo que se establecerá un teléfono para que cualquier persona “pueda llamar”. Se le realizaría una evaluación y seguimiento para “aquellos que no saben donde pedir ayuda o no se la dan”.

En materia de accesibilidad, Vox trasladó la queja de las personas con discapacidad, que señalan que “no tienen una inclusión completa”. Por ejemplo, señaló que las personas con movilidad reducida tienen que entrar al Ayuntamiento por la puerta trasera, un colectivo que, además, “no tiene una oferta de ocio”, por lo que apeló a la necesidad de introducir cupos para ellos en ‘Vallanoche’ y ‘Vallatarde’. Además, Vox plantea habilitar espacios públicos y bibliotecas con dígitos de lectura fácil.

“Es un dislate ayudar culturalmente a los de 35 años, que tendrían que saber buscarse la vida. Tenemos que alejarlos del botellón”, sostuvo Carvajal, quien propuso espacios para que los “grupos de música puedan ensayar”.

En cuanto al apoyo a la maternidad, que calificó de “gran reto”, apostó por incrementar este respaldo que ahora, dijo, “solo es de 950.000 euros”. Y también reordenar el servicio de Policía Local y completar las 80 plazas que están vacantes.

Cultura

En el ámbito de la cultura, Víctor Martín, miembro de la candidatura, destacó que ésta “nos hace más libres y más críticos” y, por eso, Vox plantea una serie de iniciativas para convertir la ciudad en un “gran gimnasio para mejorar el estado de forma cultural”. “A este gimnasio acudirán niños y adultos, cada uno con su nivel e inquietudes, pero con una oferta de calidad que les aporte. Caben el baile, la cultura, escultura, teatro, cine, música y tauromaquia”, subrayó.

Se mostró crítico porque “a menudo se ha dejado de lado” la cultura y se ha sustituido como “algo básico”, tales como “luces de Navidad, fuentes con música y otras cosas que al día siguiente no queda nada”. “Con eso se pueden hacer cosas importantes en colegios y centros cívicos, donde nos han comentado que el Ayuntamiento a veces es poco generoso”, cargó, para añadir que la oferta cultural “debe respetar a todos, sin sesgos ideológico y políticos”.

También valoró “las iniciativas que han funcionado” con el actual equipo de Gobierno, sobre las que anunció que se dará continuidad. Entre ellas, citó la Mesa del Turismo, actividades gastronómicas y enológicas, así como la promoción cinematográfica de la ciudad.

Entre los proyectos estrella en esta áreas, destacó ‘Valladolid, cuna de la Hispanidad’, que no es nuevo, y que ya fue rechazado cuando lo llevó a pleno el concejal de Vox Javier García, “como este equipo de Gobierno rechaza todo lo que habla de España y de los españoles”. A su juicio, esta iniciativa “traería riqueza y empleo a la ciudad”, dado que “falta una ciudad que se erija como líder de este movimiento, que está creciendo notablemente en los últimos años”. “Detrás de este proyecto irían festivales, folclore, visitas guiadas… Cada año, un país invitado, presente en Seminci, casetas regionales..”, espetó.

Además, citó paquetes “más completos”, junto a la Diputación, para que Valladolid sea “ciudad de destino de más de una noche”. Para ello, abogan por impulsar el aeropuerto de Villanubla.

Zona básica de emisiones

Por su parte, Alberto Cuadrado criticó las medidas de movilidad en la ciudad, que vinculó con “atascos”. “Hay que hacer una Zona de Bajas Emisiones, pero no piden hacer un traje estandarizado, sino a medida. Por eso la ley no impone una determinada superficie y el PSOE y VTLP tienen guardada la suya”, señaló. A su juicio, Valladolid “no es la Barcelona de Colau, gracias a Dios”. “Si el día de mañana engordamos, ensancharemos la cintura”, dijo.

Sobre los carriles bici, Vox no plantea su eliminación, sino su reubicación. “Vox es partido conservador, no viene a eliminar nada. Viene a mantener lo interesante y eso es progreso”, expuso, para citar, como ejemplo, la Fundación Municipal de Deportes (FMD), que “funciona relativamente”. “No vamos a hacer grandes obras, ni parques acuáticos, sino conservar las instalaciones actuales”, comentó.

Además, comentó que el polideportivo “más grande es el Pinar de Antequera”, pero “dan ganas de llorar, porque está mal cuidado”. Cuadrado citó programas para acercar el ajedrez a los parques, fomentar los deportes acuáticos en el Pisuerga y hacer más embarcaderos.

También mencionó, del programa, ayudas a familias numerosas para deportes, “quitando subvenciones ideológicas que podemos apartar y dárselo a quiénes lo necesitan”.

Por último, Vox señaló que Valladolid es actualmente una ciudad “sucia”, con contenedores de basura “poco accesibles” y apostó, en materia económica, por “tutelar negocios que cierran por jubilación para que otras personas tomen el relevo”. Sobre el parque agroalimentario, señalaron que “no hay ningún avance” y comprometieron poner este proyecto “en marcha”.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: