Isolux inicia contactos con sus bonistas para abordar la reestructuración

Isolux inicia contactos con sus bonistas para abordar la reestructuración

25 mayo, 2016
|
Actualizado: 25 mayo, 2016 19:02
|

La compañía de ingeniería Isolux Corsán ha iniciado contactos con los tenedores de sus bonos para abordar el plan diseñado por la banca acreedora para su reestructuración, según han indicado fuentes cercanas a las negociaciones.

Las mismas fuentes han indicado que la compañía ha hecho llegar hoy a los bonistas la documentación del plan, que ahora tendrá que ser negociado con el conjunto de los acreedores de cara a alcanzar un acuerdo que permita resolver la delicada situación financiera de la empresa.

Se pretende culminar este proceso lo más rápido posible, aunque el proceso de negociación podría llevar algunas semanas.

La pasada semana, el grupo informó de que había fichado a DF King, una compañía del grupo Orient Capital, para recopilar información sobre los titulares de sus bonos con el objetivo de mejorar los canales de comunicación de cara a la reestructuración.

El plan diseñado por la banca acreedora para reestructurar la deuda de Isolux, que suma un pasivo financiero de más de 2.000 millones de euros, está dividido en tres tramos.

El primero de ellos, el A, asciende a 200 millones, que son los fondos que se han comprometido a aportar las entidades financieras acreedoras con el objetivo de garantizar su viabilidad.

De estos 200 millones CaixaBank desembolsará 100. La entidad catalana es uno de los principales acreedores de la compañía y además accionista con el 28 % del capital.

Este primer tramo se irá repagando con las desinversiones, entre ellas la posible venta de T-Solar.

El segundo tramo asciende a cerca de 600 millones y se repagará con los ingresos de la propia actividad de proyectos de llave en mano, mientras que el último, el C, abarca cerca de 1.260 millones.

Esta última fase comprende una capitalización de la deuda que dejará a los bancos acreedores y los bonistas con el 95 % de la compañía, mientras que los actuales accionistas, entre los que se encuentra Luis Delso y José Gomis, verán diluida su participación al 5 %.

En concreto, los bancos se harán con el control del grupo y ostentarán un 52 % de Isolux, mientras que los bonistas entrarán en el capital con cerca del 43 %. 

Noticias Relacionadas: