IU pide que actúe penalmente la Audiencia Nacional por el contrato de CAF en Jerusalén

IU pide que actúe penalmente la Audiencia Nacional por el contrato de CAF en JerusalénCAF

Lo de la izquierda no tiene nombre. Para ellos, Richard Gere es un filántropo por llevar por llevar bocadillos al barco de Open Arms, y Amancio Ortega, un fascista por donar máquinas contra el cáncer a la Sanidad pública española, pero van aún más lejos y ahora quieren denunciar penalmente a una empresa privada como CAF por conseguir un contrato ferroviario en Israel. Y el problema es que aspiran a ser socios de Gobierno de Sánchez.

PUBLICIDAD

Izquierda Unida ha pedido al Gobierno que haga lo necesario para que la Fiscalía de la Audiencia Nacional inicie acciones penales contra la empresa vasca CAF, al entender que puede «vulnerar el derecho internacional humanitario» como constructora del tren ligero de Jerusalén.

El diputado Enrique Santiago hace esta solicitud al Gobierno en una serie de iniciativas que ha registrado este miércoles en el Congreso en las que pone en duda «la legalidad de la actuación de la empresa en territorios ilegalmente ocupados por Israel», ha informado la coordinadora de esta formación en Euskadi, Isabel Salud, en un comunicado.

Según Santiago, este proyecto «no respeta el Derecho Internacional Humanitario (DIH) aplicable a los conflictos armados ni los derechos humanos», ya que «se expropiarán terrenos palestinos bajo ocupación israelí para construir el tren ligero y enlazar así el territorio ocupado con asentamientos ilegales -colonias- de la potencia ocupante según el Derecho Internacional».

PUBLICIDAD

El consorcio TransJerusalem J-Net Ltd, formado por el Grupo CAF y la constructora israelí Shapir, fue seleccionado por la autoridad JTMT (Jerusalem Transportation Masterplan Team) a principio de este mes como adjudicatario de este proyecto por un importe que supera los 1.800 millones de euros, 500 de los cuales corresponderán a la compañía de Beasain (Gipuzkoa).

Isabel Salud recuerda en la nota que el propio comité de empresa de CAF se ha manifestado en contra de que la firma vasca participe en este contrato.