La jugada de Garzón para cobrar subvenciones

La jugada de Garzón para cobrar subvenciones

19 enero, 2016
|
Actualizado: 19 enero, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

El juego de las sillas en el Congreso y Senado es un claro fraude de ley por parte de políticos de la izquierda. Recibirán subvenciones de grupo parlamentario propio pese a no contar con el apoyo en las urnas. IU, con sus dos diputados, se ha unido a Bildu (2) y ERC (9) para conseguir formar un grupo propio y obtener 165.000 euros en subvenciones.

En el caso de ir por separado no habría recibido subvenciones ni por el mailing ni por la propaganda electoral.

Una vez constituido el grupo y tener acceso alas subvenciones públicas, pagadas por todos los trabajadores, el grupo se disolverá y los dos diputados pasarán al grupo mixto, pero con una subvención de 21.167,64 euros por cada uno, y sus 0,81 euros por cada voto, que rozó el millón. Así, si no se hubieran constituido como grupo las subvenciones hubieran sido sensiblemente inferiores.

Garzón justificaba este acuerdo al asegurar que se trata de un «grupo técnico», formado únicamente para conseguir el dinero público que las urnas no le concedieron. El problema de IU es que tiene muchos votos, pero no logra concentrarlos en las distintas circunscripciones.

IU cosechó 923.105 votos el pasado 20-D y con la inclusión en ERC, que tampoco tenía los porcentajes suficientes para tener grupo parlamentario propio, cobrará más de 165.000 euros. Eh Bildu, que logró 218467 apoyos, obtendrá casi 40.000 euros.

Para Garzón esta fórmula es «legal», pero de dudosa moral, más cuando él mismo asegura que ha sido un movimiento para tener «recursos, espacio parlamentario y otras facilidades que tienen el resto de los grupos», pese a que las urnas no le dieron ni estas subvenciones ni facilidades.

Noticias Relacionadas: