Programas del domingo
Junqueras, que amenazó con una huelga en Cataluña, pilotará las finanzas

Junqueras, que amenazó con una huelga en Cataluña, pilotará las finanzas

11 enero, 2016
|
Actualizado: 11 enero, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Oriol Junqueras, presidente de ERC, quien amenazó con parar la economía catalana durante una semana pilotará las arcas públicas de la Generalitat. El nuevo Gobierno de Carles Puigdemont tiene que lidiar con una deuda mastodóntica, de casi 65.000 millones de euros y con los mercados cerrados para emitir deuda. La nota de las agencias de calificación es de ‘bono basura’. Asimismo, Junqueras tendrá que dar solución al principal problema de Cataluña: un paro del 17,5%, hasta un total de 660.000 desempleados.

Junqueras, profesor e historiador, dejó la alcaldía de Sant Vicenç dels Horts para ponerse al mando de la economía catalana. El principal reto es el cumplimiento del déficit público, para lo que tiene que recortar cerca de 2.500 millones de euros en el presupuesto, cifrado en unos 50.000 millones, y evitar así sanciones. No obstante, la deriva separatista niega que tenga que hacer los ajustes y exige que el Estado ponga el dinero a través del Fondo de Liquidez Autonómica.

El líder de ERC es un ferviente seguidor de los mitos del nacionalismo, como el supuesto robo de España a las arcas públicas catalanas. En sus discursos reitera que entregan al Estado 16.000 millones de euros al año y que no se devuelven a los catalanes. Asimismo, será el encargado de incrementar las llamadas estructuras de Estado, como la Seguridad Social catalana y la Agencia Tributaria propia, para conseguir «la independencia fiscal», el paso más importante para la ruptura política. Con estas dos agencias pretende controlar todos los impuestos que pagan los catalanes. La principal amenaza, no obstante, es que se logre el objetivo de que todos los catalanes paguen a través de estas oficinas, momento en el que podría romper la caja única de la Seguridad Social de España.

Este riesgo no es nuevo. Ya se cerraron las cajas en 1900, cuando la Generalitat dejó de transferir los impuestos recaudados al Estado. Ahora la amenaza es mayor, ya que Junqueras es más beligerante que Artur Mas o Carles Puigdemont. Cataluña debe ahora 32 euros de cada 100 que produce, pero debe un 118% sobre los ingresos, por lo que la situación es de quiebra.

Noticias Relacionadas: