PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Junta y Ayuntamiento de Valladolid colaborarán para extremar el cumplimiento de las medidas

Puente aboga por superar el "desencuentro" y "mirar hacia delante"

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, abogó hoy por recuperar el diálogo con la Junta en relación a la lucha contra el COVID-19 y calificó de “positiva” la “larga” reunión que mantuvo con la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y el vicepresidente Francisco Igea, para abordar la situación epidemiológica de la ciudad, donde a principios de septiembre se adoptaron limitaciones, que se mantendrán en los próximos días. “Más vale tarde que nunca”, apostilló.

Puente explicó al término del encuentro que se debería haber celebrado “mucho antes”, algo que aseguró reconocieron los responsables de la Junta y que remarcó les honra. Además, puso de manifiesto la necesidad de que el Ejecutivo autonómico cuente con el Consistorio a la hora de tomar decisiones y las comparta con el tiempo suficiente. “Cuando se nos llama a dialogar siempre vamos a acudir”, dijo.

En ese sentido, el alcalde de Valladolid abogó por “mirar hacia adelante” e intentar que este “desencuentro” con la Junta por falta de información y “respeto” a su juicio hacia el Consistorio no se vuelva a producir, de forma que el diálogo presida las relaciones, como en épocas anteriores. Por ello, apostó por ser todos “cómplices” para frenar la pandemia y propuso que la interlocución se realice a través del delegado territorial de la Junta en Valladolid.

El alcalde informó de que se van a mantener las medidas básicamente y que como novedad la Junta prepara un protocolo con el rango normativo suficiente para extremar el cumplimiento de las cuarentenas, a través de la intervención de la Policía Local. Aunque existen todas las posibilidades, sostuvo que ni en el ánimo de la Junta, ni del Ayuntamiento está “ir más allá” hacia el confinamiento general, sino ser de evitar que la curva “se dispare”.

Por ello, Óscar Puente apeló a la responsabilidad de todos los ciudadanos con las medidas de distancia social, lavado de manos y uso de las mascarillas. Por ello, consideró “imprescindible” que la ciudadanía se conciencie, tras detectarse una pequeña tendencia a la mejoría en la zona oeste, pero no en la este, que recalcó presenta unos “datos preocupantes”.