Junta y Cámara de Valladolid impulsarán la formación de empleados públicos

Junta y Cámara de Valladolid impulsarán la formación de empleados públicos

La Administración valora experiencias como la de la Escuela de Cocina o la de Idiomas
22 junio, 2021
|
Actualizado: 22 junio, 2021 17:27
|
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Junta de Castilla y León y la Cámara de Comercio de Valladolid colaborarán en la formación de empleados públicos de la Administración autonómica gracias a la experiencia de la entidad cameral con las escuelas de Negocios, de Cocina y de Idiomas. El protocolo tendrá una duración de tres años prorrogables y pretende facilitar la transferencia del conocimiento entre ambas entidades para generar valor añadido en la sociedad a través de la formación de los trabajadores.

El convenio fue suscrito esta mañana por el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, y el presidente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Valladolid, Víctor Caramanzana, que “dan un paso más para avanzar en el futuro y consolidación de la función pública en la Comunidad”, tal y como explicó Ibáñez, quien justificó este acuerdo por considerar que de entre las actividades que desarrolla la Cámara destacan la gestión de conocimiento a través tres centros (Negocios, Cocina e Idiomas) que son considerados de “alto prestigio en la formación que imparten, siendo además una gran fuente de innovación”.

En este sentido, indicó que tanto la Consejería de la Presidencia como la Cámara de Valladolid comparten la “importancia de la generación y la transferencia del conocimiento comprometido con el Desarrollo Sostenible y los principios de la Unión Europea, crecimiento equilibrado, progreso social y económico, mejora de calidad del medio ambiente y los objetivos de la Estrategia 2030”.

El protocolo recoge tres puntos principales y que el consejero enumeró: el apoyo mutuo para la realización de actividades formativas; la colaboración en la elaboración de materiales específicos y su difusión; y la transferencia del conocimiento mediante la participación en reuniones técnicas, actividades formativas, comunicaciones en congresos y publicaciones.

En la firma, Ibáñez aseguró que el protocolo nace con una “vocación de futuro”, ya que la formación de los empleados es uno de los pilares fundamentales para asegurar una mejor prestación de los servicios públicos, “circunstancia en la que Castilla y León y su Administración son un referente”. “Toda la formación que podamos procurar a nuestros profesionales redundará en ofrecer a los castellanos y leoneses un servicio público moderno, de calidad y de cercanía”, sentenció.

Igualmente, defendió que las personas “son el centro” de las políticas de su Gobierno y “su protección les guía”. “Tener unos servicios públicos modernos y de calidad y unos empleados públicos de alto nivel competencial no es fruto de la casualidad, es el resultado del trabajo diario del Gobierno y de la fiabilidad y la responsabilidad de unos profesionales que han estado siempre a la altura de las circunstancias”, manifestó Ibáñez.

Por su parte, Caramanzana subrayó, entre otros, que la Cámara está posicionada como “referente nacional e internacional en formación”, principalmente, de un tiempo a esta parte, en materia de “mediación de conflictos”, una vía que calificó de “moderna para su resolución y que debe implicar a toda la sociedad, no solo a abogados o empresas, y por supuesto también a empleados públicos”. Por ello, anunció que la Cámara trabaja en la celebración de una cumbre internacional en Valladolid sobre mediación que podría traer a la ciudad a algunos de los mejores expertos en esta materia, dado que otros países, dijo, van más avanzados en este aspecto.

El presidente de la Cámara recordó que su departamento y la Junta trabajan desde 2019, mediante un equipo multidisciplinar, en un proyecto piloto sobre mediación y que ahora podría ver la luz.

Además, señaló que se trabaja en distintas etapas de la creación de la mediación, por lo que pronosticó una próxima firma sobre mediación social con el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León para ponerlo en marcha en Valladolid. “Será algo pionero”, argumentó Caramanzana, al igual que lo fue, añadió, el suscrito con la Consejería de la Presidencia sobre el Contencioso-Administrativo. “Eso sí, una es intrajudicial y la otra extrajudicial; no tienen nada que ver. Es un de los proyectos que espero salgan antes de acabar el verano”, confió.

Por último, Ángel Ibáñez sostuvo que las aspiraciones de este año para la formación de empleados públicos será de 30.000 personas en la Escuela de Administración Pública de Castilla y León (ECLAP). Muchas de las actividades formativas se llevan a cabo a través de los propios mecanismos y cursos de la ECLAP. “Aún es pronto para saber cuántas podremos hacer en común con la Cámara de Comercio. Empezamos una nueva etapa y previsiblemente en la presentación de las actividades del próximo curso podamos hacer un balance de lo que ha significado para poder medir la importancia de esta colaboración que iniciamos hoy”, espetó.

La Consejería de la Presidencia tiene atribuida la competencia para impulsar, coordinar y, en su caso, establecer los planes, medidas y actividades tendentes a mejorar la formación y promoción del personal al servicio de la Administración de la Comunidad de Castilla y León. Esta competencia se ejerce a través de la dirección de Función Pública y la Escuela de Administración Pública de Castilla y León.

La ECLAP, como centro especializado de selección, aprendizaje y perfeccionamiento de los empleados públicos tiene, entre otras, atribuidas las funciones de colaboración y cooperación con entidades públicas y privadas con funciones de formación de carácter profesional, y de investigación, estudio y enseñanza de conocimientos y técnicas aplicables a la Administración Pública. Además, la Consejería promueve el establecimiento y la ampliación de vínculos con otras instituciones que “puedan enriquecer los fines y objetivos de la ECLAP”, como es el caso de la Cámara de Comercio y, por ende, de los empleados públicos de la Administración.

En este sentido, el departamento dirigido por Ibáñez ya ha suscrito convenios de colaboración para compartir valor y conocimiento a través de la formación de los empleados públicos con otras entidades como las Cortes de Castilla y León y las instituciones propias de la Comunidad.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD