Rajoy intentará la investidura entre el 26 y el 27 de octubre

Rajoy intentará la investidura entre el 26 y el 27 de octubre

11 octubre, 2016
|
Actualizado: 11 octubre, 2016 14:17
|

La decisión del Rey de convocar a los representantes políticos entre el 24 y 25 de octubre, hace que el 30 sería la última fecha para formar Gobierno. Rajoy iniciaría el debate de investidura entre el 26 y el 27.

El 27 de octubre sería la fecha más probable para el inicio de una posible sesión de investidura que culminaría el día 30 con la reelección de Mariano Rajoy siempre y cuando al menos 11 diputados del PSOE  se abstengan.

El hecho de que el Rey haya fijado ya la ronda de consultas no prejuzga que los socialistas vayan a acabar permitiendo la investidura de Rajoy porque también Felipe VI citó a los representantes de los partidos poco antes de que expirara el plazo de convocatoria de las elecciones.

Lo que constató Felipe VI en sus conversaciones de esa última ronda -celebrada los pasados 25 y 26 de abril– es que ningún candidato tenía los apoyos suficientes para ser investido y, por tanto, no se celebró un nuevo pleno y el 3 de mayo se convocaron automáticamente los nuevos comicios, los del 26 de junio.

Ahora, el Monarca vuelve a citar en el Palacio de la Zarzuela a los representantes de los partidos y terminará sus entrevistas con ellos seis días antes de que expire el plazo para una investidura, el 31 de octubre.

Aunque la Comisión Gestora que dirige el PSOE desde la marcha de Pedro Sánchez aún no ha decidido cuándo convocará un nuevo Comité Federal para decidir una posible abstención a la investidura de Mariano Rajoy, todo indica que podría celebrarse el domingo 23 de octubre, un día antes de que comience la ronda con Felipe VI.

Ello explicaría la fecha escogida por el Rey para iniciar esas conversaciones con los representantes políticos para conocer los apoyos con los que contaría una investidura del candidato del PP.

El debate de investidura podría acortarse

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, no ha querido adelantar hoy qué días podría celebrarse ese debate dado lo apretado del calendario o si decidirá acordar un formato más corto para que la votación pueda producirse antes.

No hay demasiadas opciones para poner fecha a ese debate si se tiene en cuenta que la fecha tope para una votación de investidura es el 31 de octubre y que unos días antes, el 28 y 29, se celebra la Cumbre Iberoamericana en Colombia a la que inicialmente estaba previsto que acudieran tanto Mariano Rajoy como el Rey.

La Zarzuela confirma la presencia de Felipe VI en esa cita, pero fuentes del Gobierno reconocen a Efe que la participación de Rajoy está en el aire y que, si hubiera sesión de investidura en esas fechas, sería perfectamente comprensible que no acudiera a la misma.

Ana Pastor ha recordado que le corresponde a ella convocar el pleno con una anticipación que no tiene por qué llegar a las 48 horas, sino que puede hacerse con más urgencia, con lo que el debate podría comenzar el miércoles 26 o el jueves 27 de octubre, dentro de los plazos legales.

El 26, la primera votación, y la segunda el sábado 29

De comenzar el miércoles 26, la primera votación -en la que el candidato necesita mayoría absoluta- se produciría el jueves 27 y la segunda -en la que ya sólo requiere mayoría simple- el sábado 29.

De aplazarse un día más el pleno, el candidato que pueda proponer el Rey –con toda probabilidad Mariano Rajoy– podría ser investido presidente el 30 de octubre, domingo.

Esta opción gana enteros debido a que permitiría que el Rey hubiera regresado ya de la cumbre de Cartagena de Indias el día 30 y, por tanto, estuviera en España en la votación definitiva de la investidura.

Eso haría que el 31 de octubre fuera el acto de jura de Rajoy en Zarzuela, que, si se efectuara un día antes, estaría condicionado por la hora en que el Rey regresara a España esa misma jornada.

Pastor tampoco ha querido adelantar si decidirá un formato más corto de debate o que la intervención inicial del candidato se produzca en la mañana del primer día de pleno y no por la tarde para que la votación no se aplace a la tarde del segundo día. Esa votación es la que determina la hora y el día de la segunda, que debe producirse exactamente 48 horas después de la primera.

Será una cuestión que la presidenta del Congreso decidirá de acuerdo con los grupos parlamentarios. Pastor ha apostado por mantener un equilibrio entre el rigor con los tiempos y cierta flexibilidad con los turnos de los portavoces. «Hay que tener cintura», ha confesado.

En cualquier caso y antes de que haya candidato, Pastor se ha comprometido con el Rey a enviarle el listado con los portavoces que acudirán a la ronda el próximo 20 de octubre, para que sea después la Casa Real la que establezca los turnos y horarios de los representantes políticos.

.
Noticias Relacionadas: