Embargo de 110.000 euros a Òmnium por incumplir la ley de Protección de Datos

Embargo de 110.000 euros a Òmnium por incumplir la ley de Protección de Datos

03 mayo, 2018
|
Actualizado: 03 mayo, 2018 11:32
|

Òmnium Cultural tenía que hacer frente a una sanción impuesta por la Agencia Española de Protección de Datos por tener una base de datos inoperativa en Estados Unidos. Ahora la Agencia Tributaria ha decidido embargar ante el impago.

La sanción es de 90.000 euros por tener una base de datos inoperativa en EE UU junto con los intereses y cargos derivados de la negativa a pagar por parte plataforma separatista y convocante de las manifestaciones en favor de la independencia de los últimos años en Cataluña.

La sanción data de marzo de 2017 y la entidad separatista cree que es «injustificada». Un año y un mes después se le ha embargado por este motivo, aunque tenía interpuesto un recurso al contencioso administrativo de la Audiencia Nacional y ha anunciado que acudirá a instancias europeas.

La Agencia Española de Protección de Datos multó en la misma sanción a la Asamblea Nacional Catalana con los 90.000 euros. Esta acción se sumaba a un embargo previo de 240.000 euros, multa impuesta en febrero de 2017 por la encuesta que realizaron en 2014, antes del 9-N, para preguntar sobre los deseos de los ciudadanos en una Cataluña  independiente.

Las dos entidades separatistas habían afirmado que otras empresas de actividades diversas realizaban el mismo tipo de operaciones. En este sentido, habían afirmado que se había cumplido «rigurosamente» con la normativa existente. No obstante, ahora alegan que existía un «vacío legal».

Según la plataforma, esta multa es «un ejemplo más de persecución política». «Estamos ante un ejemplo más de persecución política, de represión de la disidencia», ha denunciado Òmnium, que considera que la multa se impone por «criterios ideológicos».

Òmnium Cultural asegura que se beneficiaba de un vacío legal

La entidad también critica que la Agencia Tributaria haya enviado notificaciones de embargo cuando disponía de saldo en las cuentas corrientes, en lo que cree que es «un intento más de desacreditar» a la organización.

Òmnium Cultural ha reiterado que «nunca se han puesto en riesgo los datos personales de ningún individuo» y ha alegado que no hubo ninguna ilegalidad ya que, en todo caso, «en el periodo en el que se sitúa la presunta infracción había un vacío legal«.

En este sentido, ha defendido que «la multa se impone por tener una base de datos inoperativa en los Estados Unidos durante el periodo de tiempo en el que se definía el nuevo protocolo internacional entre Estados Unidos y la Unión Europea sobre datos alojados en ese país», una situación «compartida con otras empresas y organizaciones en aquel periodo».

Noticias Relacionadas: