La AIE reduce las expectativas para la demanda de petróleo en 2023 por la economía

La AIE reduce las expectativas para la demanda de petróleo en 2023 por la economía

13 julio, 2023
|
Actualizado: 13 julio, 2023 10:25
|
PUBLICIDAD

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha reducido sus previsiones para la demanda global de petróleo en 2023 por primera vez este año. Esto se debe a las expectativas económicas más bajas y, especialmente, a la menor actividad industrial en Europa. Según el informe mensual de la AIE sobre el mercado petrolero publicado recientemente, se espera que el consumo promedio sea de 102.1 millones de barriles diarios, estableciendo un nuevo récord y aumentando en 2.2 millones de barriles en comparación con 2022. Sin embargo, esta cifra es 220,000 barriles menor de lo que se había estimado en junio.

Más del 90% del incremento en la demanda con respecto al año pasado proviene de países fuera de la OCDE, es decir, de economías en desarrollo, con China liderando al absorber por sí solo el 70% de ese incremento. China aumentará su consumo en 1.6 millones de barriles diarios en comparación con 2022, lo que refleja el impacto de su apertura después de dos años de restricciones debido a la pandemia.

Por otro lado, se espera una contracción de la demanda en la OCDE, especialmente en Europa, debido al menor dinamismo económico. Esta contracción se mantendrá durante cuatro trimestres consecutivos, desde el tercer trimestre de 2022 hasta el tercer trimestre de 2023.

En cuanto a las proyecciones para 2024, la AIE ha ajustado al alza sus estimaciones en comparación con el mes pasado, anticipando un aumento de 290,000 barriles diarios en la demanda mundial en relación con 2023. Esta corrección se basa en la expectativa de un mayor consumo de gasóleo en China y perspectivas económicas globales más favorables a largo plazo.

En cuanto a la oferta, la agencia destaca que los recortes implementados por Arabia Saudita y otros productores de la OPEP+ desde noviembre han sido compensados casi por completo por otros países. En junio, la extracción mundial aumentó en 480,000 barriles diarios, alcanzando los 101.8 millones, principalmente debido a la recuperación parcial de la producción en Canadá, que se había visto afectada por incendios forestales y trabajos de mantenimiento.

El mes pasado, la oferta mundial fue solo 70,000 barriles diarios inferior a la de octubre de 2022, justo antes de los recortes de la OPEP+. Esto se debió a las contribuciones adicionales de Irán (que no está sujeto a los recortes del cartel petrolero aunque es miembro), Kazajistán, Nigeria y Estados Unidos.

Sin embargo, la agencia advierte que la cantidad de crudo en el mercado podría disminuir en más de un millón de barriles diarios este mes si Arabia Saudita vuelve a reducir su producción. En ese caso, la extracción saudita alcanzaría su nivel más bajo en dos años, con alrededor de 9 millones de barriles diarios, quedando por debajo de Rusia, que ocuparía la primera posición en el bloque de la OPEP+.

Noticias Relacionadas: