Programas del sabado
"La América silenciosa ha decantado la balanza"

"La América silenciosa ha decantado la balanza"

10 noviembre, 2016
|
Actualizado: 10 noviembre, 2016 11:35
|
PUBLICIDAD

Jorge Díaz Cardiel, socio de dvice Strategic, nos cuenta en Capital cómo fueron las elecciones en América y la figura de Donald Trump.
Díaz Cardiel nos explica qué ha pasado tras las elecciones estadounidenses, «un terremoto, lo que tienen los terremotos es que no los vemos porque están por debajo, y sentimos sus causas después. Sería ideal detectar con antelación los terremotos para poner remedio. Trump ha puesto de manifiesto que hay una mayoría social norteamericana con unos parámetros que no han aparecido en la campaña y que sin embargo sí han aparecido a la hora de votar y ha sido lo que ha inclinado la balanza. La América silenciosa ha decantado la balanza».
«No es lo mismo predicar que dar trigo, desde 1789 se repite una hsitoria, y es que los políticos prometen el oro y el moro y luego cuando llegan hacen una cosa distinta. Además tiene a las dos cámaras, a ver quién se opone a Trump habiendo ganado. Creo que dejará de ser todo aquello que hemos visto, para ponerse el traje de temperamento, de actitud presidencial, nada que ver con el candidato».

La figura de Trump

«En su actitud y su comportamiento, da la sensación de ser una avalancha que se te echa encima, le gusta ganar, y en los últimos 30 años ha tenido un graan resentimiento ahcia sus enemigos, los que él mismo busca. En los negocios ha vivido seis bancarrotas entre otras cosas, no me extraña a que Warren Buffett o Mitt Romney le hayan dicho oiga, usted como empresario deja mucho que desear».

Adiós político de Hillary Clinton

«Yo creo que su vida política se ha acabado, era su última oportundiad, se podría dedicar a otros menesteres, porque ojo, ganar 650.000 dólares en una conferencia no está mal. O que te den más de diez millones de adelanto por escribir tus memorias…pues mal no viene. Pero ella tenía una aspiración, cuando pasó de republicana a demócrata quería ser presidenta».
La derrota de Clinton deja mucho para el análisis, y también comienza la búsqueda de algunos culpables en esta derrota. «Personalmente y humanamente me dio pena por ella. No podía salir antes porque no se tenía en pie, el golpe fue demasiado grande. Sus asesores fallaron, porque eran gente de mucha confianza pero con la mentalidad de hace 20 años. Y que un hombre como Trump tuviera tan pocas posibilidades, y le haya arrasado peus bueno…no es buena señal».

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD