La Autoridad Fiscal exige revisar las subvenciones: entre 22.000 y 32.000 millones

La Autoridad Fiscal exige revisar las subvenciones: entre 22.000 y 32.000 millones

20 junio, 2017
|
Actualizado: 20 junio, 2017 14:12
|

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha criticado el gasto público improductivo, como las subvenciones, cuyo importe alcanza entre los 22.000 y 32.000 millones de euros.

«España está muy retrasada» en materia de revisión del gasto público, ha afirmado Escrivá, una cuestión que abordará en un análisis que realizará la institución y que comenzará con las subvenciones. Durante la segunda jornada del curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y patrocinado por BBVA en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Escrivá ha explicado que el objetivo final de la revisión anunciada por el Gobierno y que realizará la AIReF es lograr «una mejor asignación de los recursos públicos», una mayor eficacia de las políticas y una mejor política presupuestaria.

La primera fase de este estudio, cuyos resultados se conocerán a finales de 2018, se centrará en las subvenciones de todas las administraciones, por un importe «potencialmente revisable» de entre 22.000 y 32.000 millones de euros. En particular, el estudio se centrará en la estrategia de la política de subvenciones, las administraciones que las adjudican y la eficacia de estas.

Escrivá también ha reiterado que el objetivo de alcanzar un déficit público del 0,5% del PIB en 2020, como prevé el Gobierno, será «muy complejo«, fundamentalmente porque la estimación de ingresos es «un tanto optimista».

En ese sentido, ha apuntado que de acuerdo a los datos de recaudación de los primeros meses del año, los ingresos por IVA están en línea con las estimaciones del Gobierno, pero no las de renta, sociedades o impuestos especiales. En concreto, con respecto al impuesto de sociedades, ha advertido de que «la estructura del impuesto no es la de 2007» porque «hay una política deliberada y legítima de rebajar la fiscalidad de las empresas» en un mundo globalizado y para evitar el «riesgo de deslocalización» empresarial.

Por otra parte, Escrivá ha abogado por «dar una vuelta» a la Ley de Estabilidad, principalmente incentivando la aplicación de medidas preventivas que permitan corregir de manera temprana los desequilibrios.

Noticias Relacionadas: