La cosecha de cereal será de 4,5 millones de Tm, según datos de Asaja

La cosecha de cereal será de 4,5 millones de Tm, según datos de Asaja

15 junio, 2022
|
Actualizado: 15 junio, 2022 13:48
|

El presidente de Asaja Castilla y León, Donaciano Dujo, calificó la cosecha en Castilla y León como “mala” y la estimó en 4,5 millones de toneladas, lo que supone un 36 por ciento menos que el ejercicio pasado, al posicionarse en siete millones de toneladas, y un 47 por ciento inferior que en 2020. Una previsión que se aleja de la media de los últimos diez años en la Comunidad, la cual está posicionada en 6,3 millones de toneladas, y provoca, junto a los costes de producción, que el sector ganadero y agrícola de Castilla y León se enfrente a “uno de los peores años que se recuerda de la historia”.

Durante la realización de un balance por parte de la organización profesional agraria en Palencia, Dujo apuntó que los datos estarán por debajo de la media, que coincide con un año en el que los costes de producción se posicionan tres veces por encima a otras campañas. Algo que también afecta a la provincia palentina, con una posible reducción estimada de un 20 por ciento, con una cosecha de 800.000 toneladas, puntualizó su homólogo provincial, José Luis Marcos.

Dujo detalló que, en Castilla y León, hay 1,9 millones de hectáreas sembradas de cereal, de las que 910.000 son de trigo, 757.000 de cebada, 116.000 de avena, 84.000 de centeno y 50.000 de triticale.

“Si se divide esa estimación de cosecha, cifrada en 4,5 millones de toneladas, entre el total de hectáreas sembradas, la media por hectárea se queda en 2.350 kilos, muy por debajo para los precios con los que ha acabado la campaña y con los costes de producción que tienen las explotaciones”.

Explicó que las explotaciones agrícolas tenían en el año 2020 un coste de 500 euros por hectárea, sin contar las amortizaciones ni la mano de obra, mientras que, a día de hoy, se estipulan en 1.200 euros de la misma manera.

De esa forma, para cubrir los 1.200 euros haría falta 3.000 kilos de media por hectárea, cuando las estimaciones hablan de 2.350 kilos, razón por la que aseguró que “se estaría perdiendo dinero trabajando”, añadió a Ical.

Regadío y ganadería

En relación al sector agrícola de regadío, afirmó que se desarrolla con relativa normalidad, a excepción del sistema Pisuerga y Carrión debido a una dotación por debajo del 50 por ciento de lo que es normal. “Ha provocado que no se puedan sembrar los cultivos tradicionales de maíz, remolacha y patata y se ha optado por los cereales o el girasol, al ser cultivos con menos necesidad de agua”.

El presidente regional subrayó que el sector ganadero es uno de los más perjudicados, al unirse los precios injustos por la leche y la carne a la falta de lluvia, lo que hace que haya falta de pastos y que el forraje se escaso, de peor calidad y caro, que también encarece los piensos. 

Además, padecen dificultades en el abastecimiento de agua, ya que muchas fuentes y charcas están secas, motivo por el que los ganaderos tienen problemas para que su cabaña pueda beber con normalidad. Todo ello provocado por el invierno tan seco. Sin olvidar que las tarifas eléctricas y el precio de gasóleo convierten al 2022 en un “año catastrófico para la ganadería”.

Un conjunto que por el que Donaciano Dujo solicitó liquidez para que el sector pueda aguantar los gastos tan excesivos que una explotación tiene, además de instar a la Consejería y al Ministerio de Agricultura que convoque la mesa de la sequía a nivel nacional.

Todo ello para dar ayudas a fondo perdido y dar liquidez de préstamos y lograr exenciones fiscales y de seguridad social con el objetivo de echar una mano a un sector para que pueda sembrar el próximo año y producir alimentos, aseveró a Ical.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: