La cúpula de Afinsa, condenada a 12 años y deberá devolver 2.574 millones

La cúpula de Afinsa, condenada a 12 años y deberá devolver 2.574 millones

27 julio, 2016
|
Actualizado: 27 julio, 2016 17:25
|
PUBLICIDAD

La Audiencia Nacional ha condenado este miércoles a once de los trece exdirectivos de Afinsa a penas de hasta 12 años de prisión por estafa agravada, insolvencia punible, falsedad contable, blanqueo y delito contra la Hacienda Pública.
La sección primera de la sala de lo Penal impone la condena más elevada al que fuera presidente de la compañía Juan Antonio Cano, 12 años y diez meses, como autor material de la estafa piramidal que afectó a 190.022 ahorradores.
Un delito que también atribuye al fundador del grupo, Albertino de Figueiredo, y a su hijo, Carlos, que además de afrontar penas de cárcel por encima de los 11 años, deberán restituir junto con Cano los 2.574 millones defraudados.
A este pago contribuirán además el exmiembro de la comisión de auditoría de Afinsa Vicente Martín Peña (11 años y seis meses), el exresponsable de contabilidad Emilio Ballester (10 años y tres meses) y el exsecretario del consejo, Joaquín José Abajo (6 años y tres meses).

Atraer a familiares y amigos

En su sentencia de 174 páginas, el tribunal expone que los clientes seguían los consejos de los agentes comerciales de la compañía «hasta atraer y hacer caer a familiares, amigos, vecinos y conocidos en la red especulativa tejida por los administradores».
A cambio, recrea el fallo, la sociedad se comprometía a recomprar los sellos a los clientes, entregándoles el dinero invertido más una rentabilidad superior a la del mercado financiero, beneficio que provendría de la constante revalorización de la filatelia.
Según la sala, este negocio, ideado por el «experto» Albertino de Figueiredo y el economista Juan Antonio Cano, «era inviable» ya que «la inversión (de Afinsa) era mínima y generaba gastos que aumentaban el déficit patrimonial», como acreditó el agujero de casi 2.600 millones detectado hace diez años.

«Cualquier crisis de confianza derribaría la pirámide»

Ello explicaría el «colapso» de la sociedad tras la intervención judicial en mayo de 2006 «porque no se podía seguir una actividad sin sentido económico. Cualquier crisis de confianza derribaría la pirámide».
Asimismo, el juez ponente, Ramón Sáez, argumenta que el precio de adjudicación de los sellos «suponía una intolerable sobrevaloración del bien».
En este fraude, destaca al proveedor de filatelia Francisco Guijarro, condenado a 6 años y cinco meses de cárcel y multa de 69 millones como cómplice de estafa y autor de un delito de blanqueo y otro contra la Hacienda Pública.
El presidente no ejecutivo de la filial estadounidense de Afinsa, Esteban Pérez (4 años), el exdirector de la empresa de subastas de la firma, Ramón Soler (3 años) y los expertos Joan y Jordi Domingo (2 años y tres meses), completan las condenas.
Quedan absueltos, en cambio, el auditor de la compañía, Francisco Blázquez y el jefe de operaciones en Europa de la filial, Ramón Egurbide, una decisión que la Asociación de perjudicados de Castilla y León recurrirá.
En declaraciones a Efe, el letrado de la agrupación, Marcos García Montes, ha anunciado que solicitará el ingreso inmediato en prisión de los once al existir un «elevado riesgo de fuga».
El presidente de Adicae, Manuel Pardos, ha lamentado no haber visto a los condenados marchar «directos a alguna de las cárceles de Madrid» y ha calificado la sentencia de «gran error» ya que no asegura que los inversores recuperen sus ahorros.
Un discurso similar al de colectivos como la OCU o la Federación de Clientes de Afinsa y Fórum Filatélico, cuyo portavoz ha explicado a Efe que el fallo «no resarce en absoluto» a los afectados, quienes continúan anhelando la ejecución de una solución política ya aprobada que pondría fin a toda una década de espera.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD