La DGT recurre al Ejército para solucionar la huelga de examinadores

La DGT recurre al Ejército para solucionar la huelga de examinadores

21 junio, 2017
|
Actualizado: 21 junio, 2017 8:18
|

La DGT propone ampliar su plantilla con cien personas procedentes del Ejército.

La Dirección General de Tráfico ha propuesto a los sindicatos crear una escala específica para los examinadores y ampliar su plantilla con cien personas procedentes del Ejército, según ha informado el sindicato CSIF, que considera la medida insuficiente y reclama un complemento específico.

Tráfico ha hecho esta propuesta en la reunión que ha mantenido la Mesa Delegada de Tráfico, integrada por la administración y sindicatos con representación para analizar el conflicto de los examinadores, que hasta el 31 de julio han convocado huelga todos los lunes, martes y miércoles.

La ampliación de la plantilla forma parte de las reivindicaciones de los examinadores y Tráfico ha planteado la posibilidad de reconvertir a miembros del Ejército en funcionarios de la DGT. Los militares tendrían que realizar un curso de unos tres meses antes de poder ejercer como examinadores.

Una huelga que deja en vilo numerosos exámenes

La huelga está siendo secundada por más del 90 por ciento del colectivo, lo que ha obligado a paralizar la mayoría de centros de exámenes y las pruebas.

«Entendemos la labor de los examinadores y no entramos a valorar sus reivindicaciones pero no pueden utilizar de rehenes a las autoescuelas para conseguir lo que quieren», ha dicho Ricardo Cano, miembro de la patronal de las autoescuelas que desde hace meses reclaman como Asextra un aumento de examinadores de tráfico.

Cano denuncia que la huelga está generando un enorme daño a las autoescuelas en plena campaña de verano cuando más alumnos se presentan a las pruebas para lograr el permiso de conducir.

Para analizar la situación, el CSIF asegura que la Dirección General de Tráfico les han emplazado a una reunión mañana en la que propondrá, según avanza el sindicato, la incorporación a la plantilla de personal de las Fuerzas Armadas, procedente de Tropa y Marinería, una solución que tildan de «despropósito».

Ya el pasado jueves, el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, se reunió con el comité de huelga, pero sus propuestas no sirvieron para desatascar el conflicto, toda vez que no admitió la subida del complemento específico, una de las principales demandas de los examinadores.

El colectivo demanda la escasez de plantilla (unos 700, 200 menos que antes de los recortes), según sus propios datos, y la continua fuga de funcionarios por las condiciones que se imponen desde la administración.

Noticias Relacionadas: