La Diputación de Ávila pone en marcha el Laboratorio Tecnológico de Economía Circular

La Diputación de Ávila pone en marcha el Laboratorio Tecnológico de Economía Circular

Se enmarca en el proyecto 'Circular Labs' y va dirigido a empresarios y emprendedores
02 marzo, 2021
|
Actualizado: 02 marzo, 2021 17:30
|

El presidente de la Diputación de Ávila, Carlos García, junto a su diputado de Asuntos Europeos, Armando García Cuenca, inauguraron hoy el denominado ‘Laboratorio Tecnológico de Economía Circular de la institución provincial’, una nueva herramienta al servicio de emprendedores y empresarios, especialmente «del sector agroalimentario y el de equipamientos innovadores», los de mayor proyección en el medio rural. Se enmarca dentro del proyecto europeo ‘Circular Labs’ que ha conllevado un desembolso de 108.000 euros y que ha sido cofinanciado con fondos europeos en un 75 por ciento, detallaba el presidente.

El laboratorio de momento está en la capital abulense, en el edificio de Centros Universitarios que tiene la institución provincial, pero prometen que va a salir fuera de allí para acercarse a las comarcas y sobre todo a las empresas y a los emprendedores de los pueblos a los que quieren dotar de herramientas para avanzar, para adentrarse en el mundo de la economía circular. Es un servicio gratuito al que se puede unir quien lo desee a través del correo de la Diputación Provincial circularlab@diputacionavila.es o bien del teléfono 920 20 62 30. Tres técnicos de Asuntos Europeos de la Diputación y también la directora de la Agencia Provincial de la Energía, Luisa Martín, están implicados en esta nueva herramienta, pero también una empresa externa que monitorizará y tutorizará a los empresarios que vayan al laboratorio a formarse.

Se ha dotado con cinco equipos de impresoras 3D, dos ordenadores, un escáner 3D, dos lápices 3D, un equipo de producción de cartelería y rotulación, un plotter, además de software de diseño para la calibración y corrección para estos equipamientos, entre otros elementos. Es decir, instrumental básico para sumergirse en nuevas tecnologías con las que poder reconvertir sus empresas o lanzarse a crear nuevas firmas con nuevos productos y procesos creativos. A modo de ejemplo, el diputado de Asuntos Europeos explicó que con estas impresoras y la dotación del laboratorio se puede, sin ir más lejos, fabricar piezas de diferentes materiales que no se puedan encontrar en el comercio al uso en un determinado momento, caso de la tulipa de un intermitente de un vehículo determinado. La réplica sería exacta y operativa.

Se trata además de aprovechar al máximo ciertos materiales, reconvertirlos dándoles otra utilidad, caso de la madera, del plástico, el metal… «Economía circular al fin y al cabo» y que García Cuenca estima en este caso un «proyecto vital para Ávila».
Carlos García destacó que la inauguración de este proyecto es «motivo de orgullo» para implantarlo en una provincia «que es un lugar idóneo para vivir y trabajar». Entre los objetivos, según el diputado, están «facilitar a emprendedores y nuevas empresas los recursos operativos especializados en negocios de economía circular, como espacios físicos, networking o marketplace, entre otros». Se trata además de promover «la formación en economía circular para lograr las competencias necesarias y una actitud favorable hacia nuevas salidas profesionales e ideas de negocios como empresarios», además de «promover la integración de la economía circular en la cultura emprendedora y la integración de la creatividad y la generación de nuevas ideas en todas las fases de la cadena de valor materializadas a través de la creación de nuevos productos y procesos», concluyó García Cuenca.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: