Programas del domingo
La economía burgalesa creció un 2,1 por ciento en 2023 y prevé un 1,4 este año

La economía burgalesa creció un 2,1 por ciento en 2023 y prevé un 1,4 este año

02 febrero, 2024
|
Actualizado: 02 febrero, 2024 14:03
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

La economía burgalesa creció un 2,1 por ciento en 2023, una cifra superior al 1,5 por ciento que se tenía previsto, y se prevé que para 2024 siga creciendo en torno a un 1,4 por ciento. Así lo recoge el Boletín de Coyuntura Económica elaborado por Fundación Caja Rural Burgos y el equipo de Coyuntura de la Universidad de Burgos (UBU), que añade que el empleo también se incrementó durante el pasado año en un dos por ciento, es decir, en 2.091 personas. Actualmente, Burgos cuenta con 4.747 afiliados más que antes del inicio de la pandemia.

El director de Cajaviva Caja Rural, Ramón Sobremonte, acompañado del coordinador del Boletín de Coyuntura Económica, José María Calzada y el miembro del equipo de Coyuntura de la UBU, Manuel Morquillas, presentaron a los medios los resultados de este boletín sobre la situación económica de la provincia, así como un estudio monográfico sobre la evolución de la balanza de pagos entre el año 2000 y 2023 de la provincia burgalesa.

Pese a estos datos, el director de Cajaviva Caja Rural indicó que la tasa de crecimiento económico en Burgos es “inferior” a la media nacional, que se sitúa en un 2,5 por ciento. Explican, así, que esto se debe a un “peor comportamiento del conjunto de los sectores económicos” y explican que, en el caso del sector agrícola, se debe a las “malas cosechas”, especialmente de cereal; mientras el sector industrial ha tenido un “mejor comportamiento”, apoyado en el sector exterior y ha crecido a ritmo “casi similar a la media nacional”.

Explicaron también que el sector servicios ha crecido un 15 por ciento menos que la media nacional, y destaca el crecimiento en algunos de los servicios de no mercado: administración pública y sanidad, así como otros de menor peso económico como son las actividades artísticas o información. El comportamiento en otros subsectores de gran peso económico como el comercio, el transporte, la hotelería y la educación, han tenido una aportación al incremento del PIB provincial “inferior a la media nacional”.

Sobremonte hizo alusión también a las cifras del comercio exterior, con un incremento de las exportaciones que ha crecido en torno a un 4 por ciento y una disminución en torno al 3 por ciento de las importaciones. Lo que significa que la balanza comercial “ha crecido al subir las exportaciones y reducirse las importaciones”.

El Boletín de Coyuntura Económica de la provincia de Burgos estima que la economía burgalesa crecerá en 2024 un 1,4 por ciento, y se espera que sea “ligeramente inferior” a la media nacional, que se situará en un 1,6 por ciento. En este sentido, Sobremonte recordó que en esta expectativa positiva de crecimiento se deben tener en cuenta los “riesgos políticos asociados a la situación bélica”.

“Preocupa también que la economía burgalesa, al igual que la economía nacional y occidentales, son drogodependientes del gasto público. Cada vez hay que generar más gasto público para conseguir tasas de crecimiento cada vez más exiguas”, indicó. Explicó así que a nivel nacional, España es el cuarto país de la Unión Europea en la ratio de deuda pública sobre el PIB y el quinto país con mayor déficit público de la Unión Europea. “No es crítico, pero a medio o largo plazo hace dudar de la sostenibilidad del modelo de crecimiento”, añadió.

Empleo

En materia de empleo, el coordinador del Boletín, José María Calzada explicó que durante el pasado año se incrementó en un 2 por ciento, aunque se creó menos empleo que en el conjunto de la economía nacional, que generó un 2,6 por ciento, lo que supone un 30 por ciento más a nivel nacional que en la economía de Burgos.

En este punto, el informe señala que el ritmo de crecimiento del empleo en 2023 fue “bastante más próximo” a la media nacional que en años anteriores. “Considerando la situación prepandémica de los últimos cuatro años, el empleo en Burgos se ha incrementado un 3,2 por ciento, frente a un 7,5 por ciento en España. Ha crecido a nivel nacional 2,3 veces más”, indican.

Calzada explicó así que durante el 2023, los sectores que más contribuyeron fueron servicios e industria, al contrario que el sector agrario y la construcción, que registran cifras de “contratación negativa” durante el pasado año. En relación a la industria, indicó que ha mantenido un comportamiento “bastante positivo aunque inferior a la medio”, que hace que mantenga el “mismo peso en el conjunto de la economía provincial”.

El informe destaca especialmente la “mala evolución” del empleo autónomo en la provincia de Burgos, que disminuye “de forma continua” desde la crisis de 2008. “La constante y continuada pérdida de empleo por cuenta propia se acelera paulatinamente y es muy preocupante”, destacan, dado que el empleo por cuenta propia es “indicativo de la iniciativa empresarial de una sociedad” y un “indicador del posible desarrollo futuro de nuevas pequeñas empresas”.

En 2023, la provincia registró 286 autónomos menos, lo que supone un 1,1 por ciento menos de trabajo de autónomos frente a un crecimiento del 0.6 por ciento a nivel nacional. “Es un dato que nos debería preocupar y se debe posiblemente a la falta de expectativas y de posibilidades económicas de nuestra provincia”, lamentó Calzada.

Monográfico de la balanza comercial de Burgos 2000-2022

El Boletín presenta también un monográfico que analiza la evolución de la balanza comercial en la provincia burgaleas en el periodo entre 2000 y 202, y compara los resultados con las balanzas comerciales de Castilla y León y España. De esta forma, señalaron que hasta 2013, la Balanza de Pagos española mostraba “persistentes déficits exteriores”, principalmente por el déficit de la balanza comercial. La posición inversora internacional (PII) de España se deterioró hasta alcanzar una posición deudora neta del 98 por ciento del PIB en 2009.

A partir de 2014 se produjo una “rápida mejora” de la PII de España que redujo su posición neta deudora hasta el 60,2 por ciento del PIB en 2022. El informe señala además que un “hecho diferencial” de la provincia burgalesa en 2020 es que la pandemia “incrementa el valor de sus exportaciones de bienes”, mientras que en Castilla y León y España “disminuyen las exportaciones”. Asimismo, indican que una de las “fortalezas” del comercio exterior de Burgos es que en los últimos 23 años, solo en el 200, 2001 y 2002 la balanza comercial es “deficitaria” y en las últimas dos décadas esta balanza presenta un superávit. “En 2014, 2015, 2016, 2020 y 2021 el supeávit de la balanza comercial de la provincia es superior al 10 por ciento”.

Manuel Morquillas del equipo de Coyuntura de la UBU afirmó además que durante las dos primeras décadas del siglo XXI se está asistiendo a un “incremento” del esfuerzo exportador de la provincia de Burgos. En la primera década de este siglo, aproximadamente uno de cada cuatro euros de la producción de bienes se exportaban al extranjero y en la segunda década esta proporción ha aumentado a uno de cada tres euros. 

Noticias Relacionadas: