La francesa Total reducirá el precio del carburante para evitar que se les aplique ningún nuevo impuesto

La francesa Total reducirá el precio del carburante para evitar que se les aplique ningún nuevo impuesto

22 julio, 2022
|
Actualizado: 22 julio, 2022 10:38
|

TotalEnergies anunció este viernes que desde septiembre y hasta finales de año bajará el precio de sus carburantes en todas las gasolineras francesas, primero en 20 céntimos de euro por litro y luego en 10 céntimos, para evitar que se le aplique un impuesto como había amenazado el Gobierno.

«Nuestra prioridad va a los consumidores porque preferimos hacer una contribución inmediata y directa para nuestros clientes que un impuesto indirecto que penalizará a nuestras refinerías», explicó en un comunicado Patrick Pouyanné, el consejero delegado de la petrolera francesa.

Pouyanné se mostró confiado en que este programa de reducción de precios en sus gasolineras, que será «escuchado» por sus clientes, «lo sea también por la representación nacional».

Es decir, que el Parlamento no esté tentado de elaborar un impuesto como los que se han creado en otros países europeos para gravar los beneficios excepcionales de las empresas energéticas por la escalada de precios.

TotalEnergies bajará el precio de los carburantes, respecto a la cotización en los mercados internacionales, en 20 céntimos por litro entre el 1 de septiembre y el 1 de noviembre y en 10 céntimos desde entonces y hasta el 31 de diciembre.

Esas reducciones se aplicarán sin límite de cantidad comprada por los consumidores.

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, que ha dirigido la negociación con la empresa para que ampliara el dispositivo de reducción del precio del combustible, que hasta ahora se limitaba a las gasolineras de las autopistas, se felicitó este viernes del anuncio de TotalEnergies.

«Prefiero que el dinero vaya al bolsillo del consumidor en lugar de que vaya al bolsillo del Estado», señaló Le Maire en una entrevista en el canal BFMTV en la que reiteró su posición contraria a la creación de un nuevo impuesto para gravar los beneficios excepcionales de las empresas beneficiadas por la espiral inflacionista.

El ministro hizo notar que la inmensa mayoría de los beneficios de TotalEnergies no los obtiene en Francia, donde la empresa no explota hidrocarburos, sino en el extranjero. En Francia, se limitan a los conseguidos por su actividad de refino, que además ha sido deficitaria en los últimos años.

A ese respecto, Pouyanné recordó que durante el periodo de covid en 2020 y 2021 esas refinerías en las que trabajan 5.000 personas perdieron «más de 1.000 millones de euros» que «están lejos de compensarse con el entorno favorable actual» y TotalEnergies «no ha pedido ningún apoyo de ningún tipo al Estado».

Según Le Maire, el gesto de la petrolera con el precio del carburante, que tendrá un costo de varios cientos de millones de euros, absorberá «una parte muy significativa» de los beneficios de la compañía en Francia.

Otra empresa que también anunció un gesto comercial para evitar un impuesto es la naviera francesa CMA CGM, cuyos beneficios se han disparado con la crisis y con el fortísimo incremento de las tarifas de flete de contenedores.

En concreto, CMA CGM reducirá sus tarifas de flete en Francia en 750 euros por contenedor, lo que disminuirá los costes de las empresas francesas exportadoras e importadoras, señaló el ministro de Economía y Finanzas. 

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: