Puigdemont se erige como el nuevo Companys con un referéndum en octubre

Puigdemont se erige como el nuevo Companys con un referéndum en octubre

19 abril, 2017
|
Actualizado: 19 abril, 2017 10:55
|
PUBLICIDAD

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quiere celebrar un referéndum independentista justo cuando se cumplen 83 años de la proclamación del Estado Catalán, una declaración realizada por el traidor Lluís Companys.

Las fechas suelen ser sagradas por los separatistas, incluidas todas aquellas que no tengan relación directa con el movimiento independentista, como el 11 de septiembre. Ahora, la Generalitat, ante la ristra de inhabilitaciones que se espera, prepara un nuevo referéndum ilegal para el 1 o el 8 de octubre.

El 6 de octubre de 1934 tuvo lugar en Barcelona la proclamación del Estado Catalán dentro de la República Federal Española por parte del presidente de la Generalidad de Cataluña, Lluís Companys. Pero este año, el 6 de octubre es viernes, por lo que la celebración de esta consulta ilegal no se podría realizar.

En su discurso, Companys aseguró: «¡Catalanes! Las fuerzas monárquicas y fascistas que de un tiempo a esta parte pretenden traicionar a la República, han logrado su objetivo y han asaltado el Poder. Los partidos y los hombres que han hecho públicas manifestaciones contra las menguadas libertades de nuestra tierra, y los núcleos políticos que predican constantemente el odio y la guerra a Cataluña constituyen hoy el soporte de las actuales instituciones». «Cataluña -continuó- enarbola su bandera, llama a todos al cumplimiento del deber y a la obediencia absoluta al Gobierno de la Generalidad, que desde este momento rompe toda relación con las instituciones falseadas. En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del Parlamento, el Gobierno que presido asume todas las facultades del Poder en Cataluña, proclama el Estado Catalán de la República Federal Española, y al establecer y fortificar la relación con los dirigentes de la protesta general contra el fascismo, les invita a establecer en Cataluña el gobierno provisional de la República, que hallará en nuestro pueblo catalán el más generoso impulso de fraternidad en el común anhelo de edificar una República Federal libre y magnífica».

Según ABC, Puigdemont habría se decide entre el 1 o el 8 de octubre para convocar esta nueva consulta ilegal. Unas fechas muy señaladas, ya que en caso de inhabilitación, el Gobierno catalán simbólicamente se compararía con el destino de Companys, quien murió fusilado por traición.

Asimismo, los partidos que conforman el Gobierno, PDCat y ERC, estarían maniobrando para evitar que los líderes o futuros líderes políticos puedan ser imputados en el referéndum. Así, saldrían antes del Ejecutivo Santi Vila y Neus Munté, al tiempo que Oriol Junqueras no dará ni una sola orden por escrito para evitar dejar constancia de su participación en el referéndum.

Estas maniobras responden a una futura convocatoria electoral, donde el separatismo ha vuelto a poner de manifiesto su incapacidad de ir a una sola voz y a un solo paso. Las diferencias entre la derecha burguesa catalana y la izquierda radical se hacen cada vez más notables.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD