La imputación del marido de Carmena, nueve meses paralizada

La imputación del marido de Carmena, nueve meses paralizada

20 febrero, 2017
|
Actualizado: 20 febrero, 2017 16:51
|

La titular del Juzgado de Instrucción Número 53 de Madrid, Mónica Aguirre de la Cuesta, desde hace nueve meses está decidiendo si admite a trámite o no la querella interpuesta contra la edil de Ahora Madrid, Manuela Carmena, y su marido Eduardo Leira, por los delitos contra el derecho de los trabajadores, alzamiento de bienes y un delito contra la Seguridad Social.
Según ha informado Voz Populi, el pasado mes de marzo el fiscal solicitó a la instructora que tomara declaración en calidad de imputado a Leira y que citara como testigos a tres trabajadores de la mercantil 13 consultores S.A. El fiscal expuso que había «indicios racionales» de que el marido de Carmena pudo cometer un acto delictivo al ser administrador único de un estudio de arquitectura que declaró el concurso de acreedores. Además, la Fiscalía de Madrid remitió informes pidiendo que se tomase declaración como imputado al marido de Carmena
En primer lugar, expone que procede inadmitir a trámite la querella por delito de alzamiento de bienes contra Leira -como autor- y Carmena -como cooperadora necesaria- porque esta cuestión ya fue investigada y sobreseida en 2013 en el Juzgado de instrucción número 15 de Madrid.
El fiscal también cree que procede no admitir a trámite la querella por un delito contra la Seguridad Social porque el denunciante no aporta ningún dato indiciario de que el supuesto delito alcance el importe de 50.000 euros, el que marca el límite entre la infracción penal y la administrativa. Por último, sí entiende que hay «indicios racionales» de la presunta comisión de un delito contra los derechos de los trabajadores y pide que se tome declaración como investigado a Leira y en calidad de testigos a los antiguos empleados.
Eduardo Leira fue declarado insolvente evitando pagar el dinero que le fue reclamado por los trabajadores de la mercantil i3 Consultores S.A por la vía social. Así pues, el sindicato Manos Limpias y el despacho del letrado Emilio Rodríguez Menéndez presentaron una querella que hace nueve meses se encuentra en manos de la juez de Plaza de Castilla (Madrid).
 

Noticias Relacionadas: