La ingeniería fiscal de Google, Facebook y Apple en España

La ingeniería fiscal de Google, Facebook y Apple en España

23 junio, 2017
|
Actualizado: 23 junio, 2017 13:11
|

Google, Facebook y Apple usan estas lagunas fiscales en su propio beneficio, pero lo hacen legalmente, sin que ningún Gobierno haya hecho algo para remediarlo.

La ley tributaria española permite a las grandes compañías tecnológicas desviar gran parte de los ingresos a otro país con mayores ventajas fiscales y evitar realizar el pago de los impuestos que efectivamente les correspondería. Google, Facebook y Apple usan estas lagunas fiscales en su propio beneficio, pero lo hacen legalmente, sin que ningún Gobierno haya hecho algo para remediarlo, pese a la investigación de la Comisión Europea sobre estos gigantes por este motivo.

Las filiales de Google, Facebook y Apple actúan como intermediarios de la matriz europea, en calidad de comisionistas o prestadores de servicio. De esta forma, evitan tributar por todos los ingresos generados en España y sólo declaran una ínfima parte, el resto del negocio se factura en países como Luxemburgo o Irlanda, cuya presión fiscal es más ventajosa que en el resto de países de la UE.

Las tres tecnológicas declararon solo 10 millones de euros el pasado año

Las tres tecnológicas declararon solo 10 millones de euros en 2014, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil, un montante muy inferior a las ventas realizadas en España, según recoge Expansión. Si se suman los beneficios de Twitter, Microsoft y Amazon, los ingresos declarados ascienden a 12,8 millones de euros, una caída del 18% respecto a 2013. Y es que, el total de los ingresos alcanzaron los 514 millones de euros.

No obstante, los ingresos no permiten conocer el estado de las cuentas, ya que hay que descontar gastos y deducciones. Pero las filiales continúan trabajando con la matriz bajo el modelo de comisión o de prestación de servicios. La filial Apple Márketing Iberia, por ejemplo, recogía en su memoria de 2011 que recibía una comisión del 1%, sin incluir las ventas por Internet.

Noticias Relacionadas: