PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Junta confía en que la desaceleración sea más leve en la Comunidad

El consejero de Empleo lo justifica en los datos de EPA y producción industrial

La Junta de Castilla y León exhibió hoy los últimos datos económicos, industriales y de empleo para defender que sus medidas dan resultado y que la desaceleración prevista para España que recoge la Unión Europea “será más tenue” en la Comunidad Autónoma.

PUBLICIDAD

El consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, realizó esa valoración en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno al exponer los datos del Índice de Producción Industrial (IPI), de regulación de empleo y de la última Encuesta de Población Activa (EPA), donde consideró que estos últimos reflejan que Castilla y León es una “isla en el desierto”.

En concreto, manifestó que el crecimiento del IPI en un 9,8 por ciento podría ser “mejor” de no haber sido por la “penalización” del sector energético con el cierre de minas, la incertidumbre sobre las térmicas y una menor producción eólica por la climatología.

Respecto de la EPA, destacó que se ha llegado al objetivo de un millón de ocupados mientras que los datos de España son los peores desde 2014 y subrayó que en Castilla y León se ha dado “la ecuación perfecta” con 15.000 ocupados más, 10.000 activos más y 5.400 parados menos, en registros interanuales, lo que calificó de “datos singulares”.

PUBLICIDAD

Germán Barrios achacó los buenos datos a la política económica e industrial de la Junta con “una formación singular vinculada al tejido productivo” y resaltó que en el último semestre se invertirán 100 millones de euros de los que se beneficiarán 72.000 personas.

Después de remarcar que el peso de la industria se acerca al 20 por ciento del PIB como es el objetivo y que la Comunidad tenga 0,76 personas por mil trabajadores en regulación de empleo, expresó la preocupación por la desaceleración en España, que influye también en Castilla y León, con un aumento de la deuda, del déficit, un paro alto y sin realizar las reformas pendientes.

“Déjennos disfrutar de los datos cuando son buenos como se informa de los malos”, aseveró el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, cuando se preguntó si el análisis trasladado por el consejero es demasiado optimista. Por su parte, Barrios reconoció que el IPI ha sido malo a lo largo del año y confió que la recuperación tenga un “efecto especial” en el registro de final de 2019.

El titular de Empleo e Industria se refirió a los datos de la Unión Europea de un crecimiento del 1,4 por ciento en España en los próximos tres años y asumió que tendrá un efecto en el mercado global y también en Castilla y León, si bien estimó que la desaceleración será “más tenue” por la existencia de un Gobierno estable, una estrategia y una gestión con medidas.

PUBLICIDAD