La Junta ha recibido este año 118 peticiones de ERTE, que afectan a 3.049 trabajadores

La Junta ha recibido este año 118 peticiones de ERTE, que afectan a 3.049 trabajadores

24 marzo, 2022
|
Actualizado: 24 marzo, 2022 17:03
|

La Junta de Castilla y León recibió, desde que comenzó el año 2022, un total de 118 solicitudes para la apertura de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que afectan a un total de 3.049 trabajadores de la Comunidad, según reveló hoy el portavoz en funciones del Gobierno autonómico, Carlos Fernández Carriedo, en la rueda de prensa posterior a la celebración del Consejo de Gobierno.

En concreto, apuntó que en el mes de marzo se han presentado 42 ERTE que afectan a 1.617 trabajadores, en su mayoría relacionados con la subida de los carburantes y la crisis energética, y desde el 1 de octubre al 28 de febrero se contabilizan 226 con 17.947 trabajadores.

Fernández Carriedo censuró que el Gobierno de Pedro Sánchez “no haya reaccionado” ante una situación de crisis energética y de incremento de la inflación desde hace meses y se remitió a la declaración institucional de la Conferencia de Presidentes, celebraba en La Palma, en la que se acordó la reducción de impuestos.

Precisamente, afirmó que el presidente en funciones de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, expresó en el Consejo “el deseo” de remitir una carta a Sánchez para recordarle ese compromiso que aliviaría la situación actual de empresas y familias. “Parece que el Gobierno no lo contempla”, apostilló.

El también titular en funciones de Economía y Hacienda aseguró que la Junta de Castilla y León está dispuesta a renuncia a una menor recaudación con un IVA superreducido, ya que la mitad de este impuesto se transfiere a las autonomías, para que el impacto sea inferior en la actividad económica y en las familias.

Sin embargo, no pudo precisar lo que supondría para las arcas de la Comunidad contar con un 58 por ciento menos de la recaudación de ese IVA superreducido y se centró en el beneficio para el conjunto de empresas, pymes y familias y en el impacto para el empleo de una caída de actividad económica. 

“No se entiende el retraso, se viven momento de mucha preocupación”, manifestó el consejero portavoz en funciones en relación a que el Gobierno no haya tomado medidas como le piden las empresas y los transportistas para aliviar la carga que les supone el aumento del precio de los carburantes.

Así, preguntado sí confían en un acuerdo con el sector del transporte, después de que Pedro Sánchez haya dicho que no se van a “levantar de la mesa” hasta que lo haya, señaló que “sería deseable” y es “imprescindible que el Gobierno se lo tome en serio, parece que no tiene prisa, ni es sensible a bajar impuestos”. 

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: