La Junta y el sector industrial buscan fórmulas para mejorar la logística

La Junta y el sector industrial buscan fórmulas para mejorar la logística

Evitaría la escasez de productos en escenarios como el de la pandemia
19 julio, 2021
|
Actualizado: 19 julio, 2021 11:39
|

La Junta y el sector industrial de Castilla y León estudian las fórmulas para enriquecer el tejido productivo de la Comunidad, con el fin de asentar empresas que permitan acortar las cadenas logísticas de suministro. Esto pretende reducir la tensión que genera la escasez de productos, como ocurre con los componentes electrónicos en la automoción y que repercute en todas las factorías auxiliares.

La consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo, explicó que ésta es una de las cuestiones que se abordan en las mesas de negociación entre la Junta y el sector industrial del II Plan de Promoción Industrial de Castilla y León, que esperan pueda estar listo a finales de octubre. Por ello, destacó la necesidad de asentar y mantener el sector industrial, aprovechando la oportunidad de los fondos Next Generation de la Unión Europea.

Carlota Amigo, que visitó este lunes las instalaciones de Industrias Maxi en el polígono de San Cristóbal de Valladolid, destacó que es posible contar con suministro de determinados productos, como a su juicio ha ocurrido con la fabricación de mascarillas en este crisis sanitaria, puesto que recordó al inicio de la pandemia España existía producción nacional.

Por ello, la consejera de Empleo e Industria abogó por desarrollar entre todas las partes “buenas medidas” para en gran parte de los suministros reducir la dependencia del país de otros mercados exteriores. Carlota Amigo se refirió a esta cuestión después de que el director general de Industrias Maxi, Ángel García, expusiera la dificultades de contar con provisiones de materias primas como consecuencia de tener “cadenas logísticas tan largas”, puesto que indicó si el sector de la automoción no cuenta con componentes electrónicos, esto repercute en el resto.

De esta forma, el directivo planteó la necesidad de reducir la dependencia del exterior, puesto que indicó el atasco de un barco en el Canal de Suez puede cortar el suministro desde el mercado de China. A su juicio, la solución pasa por fomentar la implantación de empresas con el objetivo de contar con acererías o empresas de fabricación de chips, algo que requiere el apoyo institucional para que el sector privado decida instalarse en la Comunidad.

Además, el director general de Industrias Maxi subrayó el potencial de la ingeniería de Castilla y León, que remarcó está formado por empresas “muy punteras” en el ámbito de la automoción, la aeronáutica, la industria nuclear, de reciclaje. Además, puso de manifiesto la importancia del apoyo institucional y, también, de la banca para poder avanzar en la línea adecuada.

Al respecto, la consejera de Empleo e Industria puso de manifiesto la relevancia de los apoyos que puede ofrecer la Junta para hacer crecer el tejido productivo de Castilla y León, que remarcó apuesta por el empleo de calidad y la innovación, la digitalización, el desarrollo, las exportaciones y la reinversión en sus propias instalaciones. Para ello, desatacó la oportunidad de los fondos Next Generation de la Unión Europea y también la ciberseguridad.

Carlota Amigo apuntó que la Comunidad ha lanzado una línea de ayudas para industrias 4.0 y otra para proyectos de ciberseguridad, dotada con 1,5 millones, a la que se han presentado 33 empresas de la Comunidad, que recibirán entre 3.000 y 20.000 euros para impulsar sus iniciativas, antes del próximo 15 de septiembre. Entre los beneficiarios figura Industrias Maxi, por lo que la consejera destacó la importancia que tiene para la Junta conocer si sus subvenciones son “interesantes” para las empresas.

Las iniciativas van a reducir de manera significativa el nivel de riesgo y la vulnerabilidad de las empresas industriales frente a posibles ataques cibernéticos y abarcan distintos dispositivos industriales, o la convergencia e integración de los sistemas de protección ante cibera taques para entornos IT/oT, hasta la adopción de medidas de protección de información estratégica como la propiedad industrial e intelectual, las estrategias de I+D+i o el diseño de productos, entre otros.

Además, la consejera destacó la colaboración de algunas empresas durante la pandemia, entre ellas Industria Maxi, que recordó puso a disposición un respirador para enfermos de COVID-19, diseñado por ellos. Carlota Amigo destacó que esta compañía, fundada por cinco familias en 1969 y que cumple 52 años, ha logrado tener 150 empleados, alcanzar una facturación de 20 millones de euros y exportar a “numerosos países”.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: