La ley impone años de cárcel para la persona que filtró el vídeo de Cifuentes en el Eroski

La ley impone años de cárcel para la persona que filtró el vídeo de Cifuentes en el Eroski

25 abril, 2018
|
Actualizado: 25 abril, 2018 15:32
|
PUBLICIDAD

Cristina Cifuentes ha renunciado a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, una decisión que había tomado tras semanas de polémica por su máster y que pretendía anunciar el 2 de mayo, tras los actos institucionales de la región, ha dicho hoy, pero que ha precipitado tras publicarse una información en la que se le atribuye un supuesto hurto en un supermercado en 2011.

Una dimisión que ha aplaudido el presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha asegurado que Cifuentes «ha hecho lo que tenía que hacer» y lo que «era obligado en esta situación», tras semanas de polémica por su máster en la Universidad Rey Juan Carlos, por lo que ahora se abre una «nueva etapa» en la Comunidad en la que ha confiado que este tipo de cosas «no vuelvan a ocurrir».

El diario digital Okdiario ha publicado un vídeo de una cámara de seguridad de un supermercado próximo a la Asamblea de Madrid en el que se ve a Cifuentes mostrando sus pertenencias a un vigilante tras, supuestamente, haber sido descubierta robando dos botes de crema.

Todo ocurrió el 4 de mayo de 2011 en el supermercado Eroski que se encuentra cerca de la Asamblea, de la que Cifuentes era vicepresidenta primera en ese momento.

Según la ley orgánica 4/1997, por la que se regula la utilización de videocámaras por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en lugares públicos, «las imágenes y sonidos obtenidos por cualquiera de las maneras previstas serán destruidos en el plazo de un mes desde su captación, salvo que se relacionen con infracciones penales o administrativas graves o muy graves en materia de seguridad pública, con una investigación policial en curso o con un procedimiento judicial abierto».

En el caso de que hubiera existido la investigación, el vídeo sólo se podría mantener como prueba «siempre bajo secreto de sumario», explica Almeida. «Incluso aunque hubiera una denuncia y un procedimiento judicial, la difusión de este documento iría contra el secreto de sumario pues una vez que esta información entra en un juzgado no puede salir así como así».​

Este mismo lunes, el vigilante declaraba a La Sexta que el vídeo fue destruido antes de 15 días. Es decir, la persona que almacenó —y posteriormente filtró— el vídeo no solo habría infringido la ley que regula el uso de imágenes de videocámaras, también puede haber incurrido en un delito penal.

Teknautas informa, desde Eroski apuntan a que se han visto «sorprendidos, porque el reglamento marca la destrucción de esos vídeos» y apuntan a que han abierto una investigación para esclarecer los hechos.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD