PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La reivindicación por las 35 horas concentra a 1.500 personas en las puertas de la Junta

Piden al Gobierno autonómico que "cumpla" sus acuerdos

Cerca de 1.500 trabajadores públicos se concentraron esta mañana a las puertas de la Presidencia de la Junta de Castilla y León para reclamar el cumplimiento del acuerdo firmado el pasado mes de mayo entre la Administración regional y los sindicatos para la reducción de la jornada laboral hasta las 35 horas.

PUBLICIDAD

Los manifestantes, convocados de forma conjunta por CCOO, UGT y CSIF y detrás de una pancarta en la que se podía leer: ‘Cumple tus acuerdos. Junta’, recorrieron la plaza de Castilla y León para después concentrarse en la calle Santiago Alba, donde leyeron un manifiesto en el que denunciaron que la “Junta trata de aplazar lo inaplazable” y recalcaron que no permitirán que los acuerdos ya firmados se conviertan en “papel mojado por el nuevo gobierno”.

Además, los sindicatos también resaltaron los beneficios que generará la aplicación de las 35 horas en la creación de empleo, a la hora de asentar población en una Comunidad “tan necesitada de cotizantes”, en la conciliación de la vida laboral y familiar y en la mejora de la calidad de los servicios públicos.

Además, en el manifiesto se criticó que a pesar de la reunión celebrada el pasado 11 de octubre, en la que el propio presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, dejó claro su compromiso de aplicar las 35 horas, todavía no hay “una fecha concreta para su aplicación”. “Los tres sindicatos estamos dispuestos a negociar el contenido de la normativa necesaria y los calendarios laborales para la aplicación, pero subrayando que ya se acordó con la Junta la recuperación de las 35 horas desde 1 de julio, y que el actual incumplimiento ha minado completamente la confianza”.

PUBLICIDAD

Para el secretario de la Federación de Empleados de Servicios Públicos (FeSP) UGT de Castilla y León, Tomá Pérez, acusó a la Junta de “pasarse el día diciendo en los medios de comunicación que quieren negociar, para luego no realizar ninguna propuesta. Lo único que pedimos es que se respete lo firmado.

Desde CCOO Castilla y León, su secretaria de Organización, Ana Rosa Rivas, reclamó a la Junta que antes de la reunión fijada para el próximo lunes, día 21 de octubre, haga pública su propuesta para que “conozcamos cómo y cuándo piensa aplicar el acuerdo rubricado en mayo, ya que lo único que está logrando es poner en tela de juicio su credibilidad”.

Por su parte, la secretaria de Acción Sindical del Comité Autonómico de CSIF, Raquel Fernández, denunció que la situación se mantiene estancada y reclamó a la Junta que deje de escudarse en su obligación de garantizar los servicios públicos para no aplicar las 35 horas, “ya que los servicios públicos siempre han estado garantizados”.

En la concentración también participó el secretario general de Podemos Castilla y León, Pablo Fernández, que afirmó que las reivindicaciones de los sindicatos es una cuestión de “justicia” y de “higiene democrática”, y argumentó que la Junta de Castilla y León, incumpliendo lo firmado, “está contribuyendo al descrédito de la política”.

PUBLICIDAD

A su vez, Fernández reclamó a Partido Popular y Ciudadanos que rectifiquen y exigió que antes de fin de año todos trabajadores públicos de la Junta disfruten de la reducción de jornada. Además de acusar al presidente Alfonso Fernández Mañueco de “mentiroso compulsivo”, aseguró que “estamos ante una suerte de engaño político propio de un antisistema. Se debe cumplir lo firmado”, setenció.