«La Rosa Blanca», la alianza para ayudar a universitarios con problemas económicos

«La Rosa Blanca», la alianza para ayudar a universitarios con problemas económicos

11 octubre, 2017
|
Actualizado: 11 octubre, 2017 10:00
|
PUBLICIDAD

Cáritas Universitaria, con el patrocinio de la Obra Social «La Caixa» y la Fundación Persán, y bajo la supervisión del Vicerrectorado de Estudiantes de la UPO se alían para ayudar a 36 universitarios con problemas económicos o familiares.

El rector de la Universidad Pablo de Olavide, Vicente Guzmán; el presidente de Cáritas Universitaria, Álvaro Pereira; el director territorial de CaixaBank en Andalucía Occidental, Rafael Herrador; y la presidenta de la Fundación Persán, Concepción Yoldi, han firmado esta mañana un convenio marco entre dichas entidades por el que se promoverán nuevas ayudas a estudiantes de la UPO con dificultades sociales, económicas o familiares durante el curso 2017-18.

La Universidad Pablo de Olavide constata «la difícil situación social que viven muchos miembros de la comunidad universitaria», motivo por el que reeditan por cuarta vez este programa llamado «La Rosa Blanca». Estas ayudas, 36 en total, serán destinadas a estudiantes universitarios que, sin superar los 35 años de edad, se ven imposibilitados a culminar su titulación universitaria por situaciones sobrevenidas u otro tipo de dificultades sociales, económicas o familiares.

Guzmán ha indicado que es «un ejercicio de la responsabilidad social que corresponde ejercer a las instituciones firmantes, que se vuelcan con las personas». «Estas ayudas no son sólo económicas, sino de compromiso y concepto, porque corrigen las desigualdades de la sociedad. Es nuestra labor que estas vayan desapareciendo», ha indicado.

Por otra parte, el rector de la UPO, considera que «aunque algún día no hubiese que ofertar este tipo de ayudas, habría que poner a disposición de los estudiantes recursos para llevarles más allá de donde puedan llegar por sí mismos, es decir, orientando las ayudas al fondo de la necesidad. Entonces sabremos que estamos en un mundo más igual para esas personas que merecen el esfuerzo que hacemos».

En su alocución, Rafael Herrador ha puesto de manifiesto la satisfacción de la Fundación Bancaria La Caixa por ser parte de este proyecto un año más, «un planteamiento necesario y que traslada un mensaje positivo: ayudar a personas a continuar desarrollándose. El objetivo de La Obra Social La Caixa es estar presente y contribuir», ha señalado el director territorial.

Concepción Yoldi, por su parte, ha mostrado el apoyo de la Fundación Persán a este convenio mientras exista la necesidad, que tiene el objetivo de «cubrir los casos más especiales», y ha agradecido especialmente a los voluntarios y voluntarias que desarrollan el proyecto.

Álvaro Pereira, en nombre de Cáritas Universitaria, ha recordado que la convocatoria pasada fue la que más solicitudes recibió –hasta 73– y ha señalado que aunque este curso existe la bonificación de créditos que ha puesto en marcha la Junta de Andalucía, «la matrícula no es el principal montante de estudiar un grado. Por este motivo, hemos fortalecido las modalidades de transporte, alojamiento y manutención».

Existen cuatro modalidades de ayudas según las características del alumnado: cinco ayudas-préstamo para estudiantes de primer curso de Grado con residencia familiar fuera de Sevilla capital y menores de 25 años; diez ayudas de transporte para estudiantes de Grado que hayan superado el 60% de los créditos del curso precedente y residen fuera de Sevilla capital; seis ayudas para pago de matrícula de estudiantes que, habiendo superado el 60% de los créditos del curso precedente y a quienes reste el 35% de los créditos globales para finalizar sus estudios de Grado, no puedan acceder a ningún tipo de ayuda pública; y quince ayudas destinadas a estudiantes de Grado que, habiendo superado el 60% de los créditos del curso precedente y no teniendo posibilidad de recibir otras ayudas, demuestren que situaciones familiares sobrevenidas les hacen imposible afrontar la matrícula, la manutención o el alojamiento.

Para acceder a estas ayudas, supervisadas por el Vicerrectorado de Estudiantes, se deberá presentar la solicitud correspondiente junto con los documentos requeridos en el Registro de la Universidad Pablo de Olavide o en el servicio universitario de registro electrónico. Hay tres plazos establecidos para ello: 31 de octubre, 20 de febrero y 1 de junio.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD