La Semana Santa genera en Valladolid 21 millones y retorna 14 euros por cada uno invertido

La Semana Santa genera en Valladolid 21 millones y retorna 14 euros por cada uno invertido

15 marzo, 2024
|
Actualizado: 15 marzo, 2024 14:17
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

ICAL

El director general de Turismo, Ángel González Pieras, presentó hoy en el Centro Cultural Miguel Delibes un estudio sobre la incidencia de la Semana Santa en Valladolid, realizado por el Grupo de Investigación en Economía de la Cultura de la Uva. De acuerdo con el informe, el impacto económico de esta celebración asciende a 21.069.021,32 euros, y el retorno que se produce por cada euro invertido asciende a 14,18 euros en la economía local.

Según desgranó el catedrático y director del GIEC/Uva, Luis César Herrero, “la Semana Santa es un bien cultural complejo, un espectáculo escénico efímero que combina el patrimonio cultural material e inmaterial desde hace 400 años, por la iniciativa colectiva de cofrades y cofradías”. Para realizar este análisis se han efectuado encuestas a 981 cofrades, a las cofradías de la ciudad, a alrededor de 1.530 visitantes y residentes de Valladolid y a diferentes administraciones.

En declaraciones recogidas por Ical, Herrero señaló que el impacto económico directo es el que deriva de los gastos de programación y puesta en escena. Con un valor total de 1,48 millones de euros, el 25 por ciento de esa aportación corresponde al Ayuntamiento de Valladolid y el 75 por ciento restante a las cofradías y cofrades.

El impacto económico indirecto, por valor de 10,6 millones, corresponde a quienes disfrutan y participan de esos días de celebración, que en un 67,8 por ciento son residentes de la ciudad, el 24,6 por ciento visitantes, y el 7,4 por ciento cofrades. En total, calculan que en 2023 hubo 601.263 asistentes a la Semana Santa de Valladolid, que se traducen en 87.345 personas únicas, ya que la anterior cifra contempla que una misma persona participó en diferentes procesiones. Los residentes en la ciudad y cofrades aportaron el 30 por ciento del gasto realizado en este apartado, mientras que los visitantes de fuera sufragaron el 70 por ciento del gasto.

En ese sentido, el gasto medio de los visitantes fue de 344 euros, cifra que en el caso de los turistas (aquellos que pernoctaron en hoteles) asciende a 474 euros. En cuanto a la asistencia media, se cifró en tres días de permanencia por persona, con el 5,5 por ciento de los visitantes que permaneció en Valladolid durante los diez días que dura la Semana Santa. 

En este sentido, el presidente de la Junta de Cofradías de Valladolid, Miguel Vegas, aseguró que ahí está el principal esfuerzo que deben realizar todos los agentes involucrados para intentar mejorar el impacto económico global de esta celebración, ya que “la Semana Santa de Valladolid tiene muchas potencialidades que ofrecer”, entre las que citó la “oferta cultural” y los “recursos gastronómicos”. Además, aseguró que es preciso “tener claro el público objetivo al que dirigirse”, y lamentó que esta celebración haya “perdido” su “vertiente internacional” después de años sin llevar a cabo “campañas adecuadas en ese sentido”. Entre las debilidades que desde la Junta de Cofradías detectan, afirmó que la planta hotelera de Valladolid no es lo amplia que sería deseable, y afirmó que es necesario contar con el apoyo del sector institucional y social.

En cuanto al impacto económico inducido neto, que ascendió a casi 8 millones de euros, Herrero explicó que se refiere al “derrame sobre el resto del sistema productivo de la economía local”, en áreas como la hostelería, el transporte, la restauración, el comercio al por menor o los servicios culturales a empresas. En ese sentido, detalló que la comida y la bebida acaparan el 41 por ciento del gasto que realizan los visitantes, alojamiento un 26 por ciento, un 14 por ciento del gasto son compras, y un 4,2 por ciento son artículos relacionados directamente con la Semana Santa, como libros o artesanía.

En su intervención, el director general de Turismo aseguró que “la mejor Semana Santa de la Humanidad es la de Castilla y León”, y señaló que “tiene un carácter poliédrico”. “En primer lugar es la manifestación de una creencia personal, que a lo largo de los años se convierte en antropológica y cultural. En segundo lugar, es un museo al aire libre que permite contemplar las mayores concentraciones de imaginería salida de la gubia de grandes maestros como Juan de Juni, Gregorio Fernández, Luisa Roldán o, más recientemente, Ricardo Flecha. Y en tercer lugar tiene también su vertiente turística”, recalcó.

Según contó, fue el presidente de la Junta de Cofradías quien instó a la Junta a promover un estudio que permitiera concretar el “efecto palanca” que la Semana Santa tiene en el territorio con cifras concretas, por lo cual decidieron encargar este “estudio científico y muy exhaustivo”, que ha sido a su juicio “tremendamente clarificador”. “Es un estudio pionero en España, que tendrá continuidad el próximo año con otro similar que se realizará en Zamora, y en sucesivos años en otros lugares de las 31 fiestas de Semana Santa declaradas de interés turístico en Castilla y León”, apuntó.

Cuestionado por los planes de futuro que tienen en mente desde la Junta con los datos de este informe ya en la mano, González apuntó que se sustentan en cinco ejes: promoción en distintos mercados de origen; publicidad; financiación de actuaciones puntuales; apertura de monumentos; y apoyo mediante subvenciones directas a las juntas de cofradías de las Semana Santas que cuentan con la declaración de fiestas de interés turístico. Además, adelantó que el presidente y vicepresidente de la Junta, así como el consejero de cultura y él mismo visitarán durante la Semana Santa algunas de las cofradías y hermandades más representativas de la Comunidad, “para dar relevancia institucional a esta manifestación cofrade”.

Noticias Relacionadas: