Rajoy entrega a EE UU de un ex alto cargo de Venezuela acusado de blanqueo

Rajoy entrega a EE UU de un ex alto cargo de Venezuela acusado de blanqueo

12 enero, 2018
|
Actualizado: 12 enero, 2018 15:36
|

El Consejo de Ministros ha aprobado la entrega a Estados Unidos de un ex alto cargo de Venezuela, así como la continuación del procedimiento de extradición de otros tres.
Las cuatro solicitudes han sido formuladas por las autoridades judiciales estadounidenses para su enjuiciamiento por presuntos delitos de organización criminal y blanqueo de capitales. El Ejecutivo ha acordado la entrega de César David Rincón Godoy, que ocupó el cargo de gerente general de Bariven, empresa subsidiaria de la petrolera estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).
Lo hace mediante el mecanismo de extradición simplificada, una vez que el interesado ha manifestado su consentimiento para ser entregado a las autoridades estadounidenses, por lo que no ha sido necesario iniciar un procedimiento judicial como ocurre con los otros tres casos.
Estados Unidos reclama la extradición de Nervis Gerardo Villalobos Cárdenas, que ocupó el cargo de viceministro de Energía de Venezuela; de Rafael Ernesto Reiter Muñoz, antiguo director de Seguridad y Prevención de Pérdidas de PDVSA, y de Luis Carlos León Pérez, que fue director de Finanzas de Electricidad de Caracas, también subsidiaria de la compañía pública estatal. Le corresponde ahora a la Audiencia Nacional determinar la procedencia o no de estas extradiciones.
Los cuatro reclamados, que permanecen en prisión provisional en España desde su detención el pasado mes de octubre, son de nacionalidad venezolana, si bien León Pérez tiene también la nacionalidad estadounidense. El grupo de negocios de élite disfrutaba entonces de una vida sin limitaciones, donde los aviones privados y los vuelos a capricho a cualquier rincón del mundo eran la rutina, más que la excepción.
Los cuatro ex altos cargos amasaron una gran fortuna. Se instalaron en Madrid para dar salida a los millones obtenidos con los contratos energéticos otorgados sin concurso público y a dedo por el chavismo, según recogía EconomíaDigital. La vida de lujos se acabó con la detención de la Guardia Civil, desatando los nervios entre las empresas que ofrecieron servicios o hicieron negocios con los chavistas arrestados.
La justicia estadounidense les perseguía desde hace años. Fue  clave el testimonio de un chavista arrestado que había vivido en Madrid y que celebró la boda de uno de sus hijos por todo lo alto en un monasterio medieval en Ávila. Roberto Rincón tenía en la calle María de Molina la sede de Tradequip, desmontada a gran velocidad en 2016 y al son de la rapidez de la investigación en EE UU. Entre los contratos que figuran estaban los de Diego el Cigala y Rosario Flores para la boda de lujo, donde los invitados aterrizaron en jets privados de 10.000 dólares por hora hasta España. El empresario perdió una mansión con 10 habitaciones, 13 baños, una sala de cine y peluquería privada y que fue incautada y subastada por las autoridades estadounidenses, según reseñó el digital venezolano Konzapata.com, tras ser arrestado en EE UU.
El máximo jerarca del grupo, Nervis Villalobos, ya había sido salpicado por otro caso de corrupción internacional y blanqueo de capitales cuando su nombre se incluyó en la lista de clientes de Banca Privada de Andorra y Banco Madrid.

Noticias Relacionadas: