Oxfam Intermón, una ONG ejemplo de falta de transparencia que maneja millones de euros

Oxfam Intermón, una ONG ejemplo de falta de transparencia que maneja millones de euros

18 febrero, 2018
|
Actualizado: 18 febrero, 2018 21:39
|

Oxfam Intermón exige a los demás la transparencia que no existe en sus cuentas. Tiene beneficios de 1,642 millones de euros, pero tanto sus ingresos, y especialmente sus gastos, quedan bajo epígrafes genéricos que no explican donde va a parar el dinero que reciben tanto de instituciones públicas como de donaciones privadas, ya sea de empresas, fundaciones o de particulares.

Recientemente, Oxfam Intermón ha dado a conocer sus resultados, que arrojan un beneficio de 1,642 millones de euros. La entidad envuelta ahora en escándalos de prostitución, algunas de las mujeres de Haití eran menores, según explicaba su filial, no da a conocer varios conceptos en sus cuentas pese a su elevada cuantía.

Destacan así su partida de «otros ingresos», por un valor de 7,27 millones de euros. Tampoco se detallan en el informe de auditoría elaborado por la firma Alkain i Ribas Auditors, con sede en Barcelona y llevada por sus socios Xavier Alkain Pla y Jorge de Riba Soldevila. Haciendo un extenso repaso de su informe, no se localiza el origen de esos 7,27 millones de euros, tampoco se hace una mención expresa en las explicaciones. Tan solo aparecen en balance bajo el concepto «otros».

Desde Oxfam Intermón han asegurado a preguntas de este medio que ha percibido «4,4 millones de euros correspondiente a donaciones de Fundaciones privadas»; «2,3 millones de euros corresponde a refacturaciones Oxfam -son ingresos que se corresponden a personas que están contratadas por Oxfam Intermón y que desarrollan su trabajo para la confederación Oxfam Internacional-; «153.000 euros corresponden a arrendamientos de inmuebles»; «140.000 euros a Patrocinios»; «91.000 euros a Servicios que ofrecemos a terceros (cuando damos conferencias o impartimos formaciones)»; y «161.000 euros son ingresos excepcionales -son los ingresos que atendiendo a su naturaleza no pueden ser contabilizados en otras cuentas de ingreso, siguiendo la normativa contable y los criterios de auditoría-«, afirma la ONG.

Otra de las sombras de estas cuentas y destaca por su elevada cuantía pertenece a la partida de gastos. De los 100,37 millones de euros gastados durante el pasado ejercicio, Oxfam no ve necesario detallar el 15% de los mismos, los correspondientes a Administración y Captación de Fondos. Dentro de su memoria, ni una sola explicación, ni una sola partida que responda a este elevado montante. Preguntados de forma insistente a varias sedes de Oxfam Intermón, la compañía responde que en «administración» 4,1 millones de euros incluimos se incluyen «todos los gastos de personal, alquileres, amortizaciones y suministros, entre otros, «relacionados con la administración y gestión de la organización (departamentos de recursos humanos, finanzas, sistemas de la información…)». En la captación de fondos incluyen «gastos de personal, alquileres, amortizaciones, suministros, publicidad… relacionados con las actividades de captación de fondos, tanto privados como públicos».

El concepto «otros» como forma de explicar las cuentas, también aparece en el apartado de ingresos

En su web, curiosamente, Oxfam sí hace referencia a ese apartado en concreto, un hecho que no aparece en su memoria. «¿Cómo se gastan los recursos que Oxfam Intermón consigue?», indica en el apartado de preguntas frecuentes. La propia fundación afirma que el 85% de los ingresos se invierten «en acciones misionales, cooperación al desarrollo, acción humanitaria, comercio justo y campañas de incidencia». El 15% restante está limitado a pagar la «gestión de personas, finanzas y sistemas» y «captación de fondos» «necesaria para obtener los ingresos privados que capta la organización y garantizar la labor de cooperación futura». No obstante, tan sólo explica el para qué, no en qué exactamente se han pagado un total de 10,66 millones de euros, ya que en administración se han destinado un total de 4,118 millones de euros.

Dentro de su memoria anual correspondiente al ejercicio 2017, Oxfam Intermón también mostraba sus vinculaciones con los productos financieros, en concreto derivados y fondos, la mayor parte de entidades financieras consideradas éticas, como Triodos Bank. En concreto, tiene inversiones financieras a corto plazo por valor de 1,4 millones de euros, de los que 600.000 euros son en instrumentos de patrimonio; 15.714 euros, en créditos a terceros; valores representativos de deuda, 111,32 euros; y 758.300 euros en «otros activos financieros». Cabe recordar que la ONG está exenta del pago de impuestos.

Asimismo, dentro de sus cuentas, las filiales de Oxfam pagan a la matriz un importante montante. Oxfam Ibis ODK abona un total de 13,195 millones de euros; la alemana, 3,46 millones de euros; Reino Unido, 2,712 millones de euros; Quebec, 1,301 millones; América, 1,187 millones; Oxfam Solidarité, 1,154 millones. Novib, 795.000 euros, Irlanda, 525.000 euros; Hong Kong, 340.000. Canadá, 56.373 euros; Australia, 38.978 euros, México, 4.250 euros; y Suecia, 2.991 euros.

75,79 millones de euros en subvenciones: Comisión Europea, Gobierno de España, Reino Unido, EE UU, Dinamarca…e incluso en Haití, en el foco por sus orgías

En subvenciones, ha percibido un total de 75,793 millones de euros de ECHO European Civil Protection (21,1 millones); Comisión Europea (16,156 millones); Oxfam Ibis ODK (13,195 millones); United Nations Children’s Fund (Haití) 2,304 millones; de EE UU, 1,66 millones; The Mentor Initiative, 1,377 millones; Resto, 11,335 millones, entre otros.

Del total de subvenciones recibidas, 48,214 millones provienen del ámbito público, mientras que 27,578 millones del privado. Las entidades financieras aportan 32.878,22 euros, mientras que el grueso de este concepto proviene de otras filiales de Oxfam -anteriormente descritas- para un total de 24,9 millones de euros. Las empresas aportan un total de 1,85 millones de euros. De nuevo el concepto «otros», incluso en las subvenciones. Dentro del apartado subvenciones, ha percibido 275.507 euros, un montante de origen desconocido ya que las cuentas no lo explican.

Respecto a los ingresos y gastos, Oxfam Intermón ha obtenido unos ingresos totales de 64,741 millones de euros procedentes del ámbito privado. De socios y donantes particulares ha percibido un total de 37,36 millones de euros. Por emergencias, 2,74 millones; otros 1,36 millones de herencias y legados; ventas de productos, 5,96 millones; ventas de productos de segunda oportunidad, 317.050 euros; «Oxfams», 9,709 millones.

El Gobierno de España pagó a Oxfam 3,708 millones de euros y otros 23,154 millones de la UE

En cuanto a los ingresos públicos, Oxfam percibe un total de 37,27 millones de euros, de los que 3,708 millones proceden del Gobierno de España. De la UE, Oxfam percibió el pasado ejercicio 23,154 millones de euros. De Administraciones públicas y Autonomías, 2,546 millones de euros; otros 7,7 millones de euros de organismos multilaterales, y vuelve a aparecer el concepto «otros», por valor de 156.288 euros, sin detallar su procedencia.

En cuanto a los gastos, aparecen 85,594 millones en gasto de actuación. De éstos, se destinó a cooperación internacional 70,245 millones (40,792 millones para Desarrollo y otros 29,452 millones para Humanitaria). En campañas de sensibilización, 8,723 millones de euros; otros 6,2 millones en comercio justo; y 422.898 euros en segunda oportunidad.

El salario más elevado, en teoría, no puede superar tres veces el más bajo. Su director, José María Vera, cobra 65.000 euros, 4,56 veces el salario mínimo en Oxfam (14.250 euros)

Y es que, los datos no cuadran con los salarios. Según Oxfam, en España tiene 367 personas contratadas en España, cuyo sueldo mínimo es de 14.250 euros anuales, con un máximo de 65.000 euros, que es lo que cobra el director general de la entidad. No obstante, según la misma fundación, el director general no puede cobrar más de tres veces el salario mínimo que se cobra Oxfam, por lo que el trabajador indefinido como mínimo tendría que ingresar 21.666 euros al año. Sin embargo, el salario mínimo en la entidad es de 14.250 euros más complementos, por lo que todos ellos tendrían que hacer una gran campaña de captación para incrementarlo hasta los 21.666 euros, el mínimo que debería cobrar el trabajador más bajo de la cadena para que Vera pudiera percibir esos 65.000 euros.

No obstante, el salario más bajo de Oxfam es de 14.250 euros al año, con un máximo de 23.750 dentro de la categoría más baja (captadores face to face). Estos captadores tienen un fijo más variables. Teniendo en cuenta que hay 367 trabajadores, el gasto solo en personal en España, alcanzaría los 7,95 millones de euros, casi el doble del gasto administrativo.

En total, el gasto de personal ascendió a 20,565 millones de euros, con el pago de 344.000 euros en concepto de indemnizaciones a cierre del ejercicio. A la Seguridad Social destina un total de 6,2 millones de euros; y ha dotado una provisión por indemnizaciones de 26,90 millones de euros, un 6,03% más.

La empresa de la mujer del líder del PSOE, encargada de contratar al personal de Oxfam Intermón con salarios muy precarios: 400 euros al mes por trabajar ocho horas diarias

Begoña Gómez, esposa del líder del PSOE, Pedro Sánchez, se ha visto salpicada por el escándalo que rodea a Oxfam Intermón, la ONG que atraviesa una crisis existencial debido a la cantidad de llamadas de donantes que quieren darse de baja tras el escándalo en Haití. La directora adjunta de la organización, Penny Lawrence, ha dimitido esta misma semana, y tanto el Reino Unido como la Comisión Europea han advertido a Oxfam Intermón de que le cerrarán el grifo de las ayudas. Del Gobierno de España, ni una palabra.

En España, el escándalo ha salpicado a la empresa de Begoña Gómez, Inmark Europa, que desde hace 12 años se ocupa de la contratación del personal de calle de Oxfam. Inmark Europa, la división del Grupo Inmark de la que Gómez es socia y directora de consultoría en outsourcing comercial, es la encargada de gestionar la llegada de nuevo personal que trabaja en las calles en la captación de socios.

Generalmente se trata de jóvenes que aún están estudiando o se acaban de incorporar el mercado laboral. Los sueldos son más bien modestos y, hasta el pasado lunes, Inmark Europa continuaba colgando ofertas en el portal Infojobs buscando “promotores” en Madrid, Burgos y León.

Begoña Gómez le complicó la pasada campaña electoral a su marido. Mientras el líder socialista se dedicaba a denunciar la precariedad del trabajo creado durante el Gobierno del PP -“es temporal y no ofrece garantías”, decía Sánchez-, se conocía que Inmark Europa, empresa de la que es socia y directora Begoña, está integrada por empleados que cobran 400 euros al mes por trabajar ocho horas diarias. Pedro Sánchez, que reprochó a Mariano Rajoy que de los empleos creados durante los últimos años siete de cada diez son temporales -algo que tildó de fracaso-, ve cómo la empresa en la que su mujer ocupa un alto cargo directivo ofrece “empleo basura”. Las ofertas de empleo están dirigidas a reclutar comerciales para campañas de duración limitada.

Un exempleado de la compañía relató a OkDiario la realidad que allí se vive: “La empresa se dedica literalmente a quemar al personal, hasta que la gente no puede más y se marcha, porque trabajas con una presión tremenda”. Explica, eso sí, que “sobre el papel todo es legal, porque te hacen un contrato de media jornada, pero para poder cumplir los objetivos de ventas que te marcan tienes que trabajar una media de nueve horas diarias”.

Noticias Relacionadas: