Las grandes operadoras estatales chinas piden anular su exclusión de Wall Street

Las grandes operadoras estatales chinas piden anular su exclusión de Wall Street

21 enero, 2021
|
Actualizado: 21 enero, 2021 11:38
|
PUBLICIDAD

Las telefónicas estatales chinas China Mobile, China Telecom y China Unicom solicitaron hoy a la Bolsa de Nueva York que anule su exclusión de Wall Street, ordenada por la ya finalizada Administración Trump.

En sendos comunicados prácticamente idénticos remitidos a la Bolsa de Hong Kong, las tres operadoras aseguran que, desde que comenzaron a cotizar en Nueva York, han «cumplido estrictamente con las leyes y regulaciones, con las normas del mercado y con los requisitos regulatorios», y que han «operado con arreglo a las leyes».

Así pues, las compañías reclaman la anulación de sus títulos y que, mientras se considera la decisión, sus títulos -cotizados mediante «recibos de depósito», es decir, certificados negociables que cotizan en una bolsa local representando acciones de una empresa extranjera- vuelvan a poder negociarse en el parqué estadounidense.

De aceptar la reclamación, las autoridades del mercado neoyorquino deberán convocar una reunión para revisar esta petición al menos 25 días laborables después de la petición, efectuada hoy.

Las tres compañías estatales aseguran que «considerarán sus opciones y buscarán asesoramiento profesional para proteger sus derechos legítimos y los de sus accionistas», a los que advierten que no hay ninguna garantía de que la petición tenga éxito.

El proceso de exclusión de esas compañías tuvo varios inesperados giros, ya que la Bolsa de Nueva York anunció que lo había iniciado el día de Año Nuevo para, cuatro días después, anularlo y, más adelante, retomarlo de nuevo.

Finalmente, las acciones dejaron de estar disponibles para su negociación por parte de los inversores estadounidenses el pasado día 11.

La decisión se tomó tras una orden firmada en noviembre por el ya expresidente estadounidense, Donald Trump, que las incluía en una lista de empresas que supuestamente aprovechan capital del país norteamericano para financiar el desarrollo militar chino, algo que fue protestado por Pekín.

El pasado día 14, Trump firmó una enmienda a esa orden para especificar que los inversores estadounidenses han de deshacerse de sus participaciones en esas compañías en el plazo de un año.

La reclamación se produce tan solo un día después de la salida del poder de Trump y la toma de posesión de su sustituto, el demócrata Joe Biden, a quien China pidió un regreso «al respeto mutuo y a la cooperación» tras felicitarle.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD