Las soluciones de Alquiber para el transporte de productos perecederos: se acabó romper la cadena de frío

Las soluciones de Alquiber para el transporte de productos perecederos: se acabó romper la cadena de frío

06 marzo, 2024
|
Actualizado: 06 marzo, 2024 11:39
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

Una adecuada conservación de las mercancías perecederas no sólo es de suma importancia para mantener sus propiedades organolépticas, sino también para proteger nuestra salud de los patógenos que acompañan su natural degradación a temperatura ambiente. Por eso, su transporte está estrictamente regulado por el ATP -acuerdo sobre transportes internacionales de mercancías perecederas y sobre vehículos especiales utilizados en esos transportes-, en el que se fijan con firmeza los estándares para el traslado de los productos más delicados. Esto incluye alimentos que necesitan bajas temperaturas para su conservación, productos congelados e, incluso, medicamentos que necesitan mantenerse en frío. 

Evitar que estos productos superen las temperaturas máximas especificadas por esta ley debe ser una prioridad, tanto cuando ha llegado a manos del consumidor como durante su transporte y el proceso de carga y descarga. Es crucial garantizar que los productos no superen las temperaturas máximas especificadas por la ley, tanto al llegar a manos del consumidor como durante su transporte, carga y descarga. Aunque la mayoría de las interrupciones en la cadena de frío ocurren cuando el consumidor retira los productos del supermercado, y no durante su transporte profesional en vehículos isotérmicos, requeridos por el ATP para estos traslados delicados, no es raro recibir envíos de alimentos y comprobar que las mercancías congeladas muestran signos de deterioro, como escarcha, cristales de hielo, o textura apelmazada o blanda. Estas señales evidencian que la congelación no se ha mantenido intacta hasta llegar a nuestro negocio.

Para garantizar que estos productos mantengan su calidad y no lleguen deteriorados, lo mejor es utilizar una furgoneta isotérmica. Sin embargo, el transportista debe asegurarse de que el producto se encuentra en buen estado antes de recogerlo, ya que la cadena de frío no sólo depende del buen funcionamiento de su vehículo refrigerado, sino que también puede influir la temperatura a la que lo recibe y los materiales utilizados para su embalaje.

El renting flexible de Alquiber

Gracias al renting, miles de pymes, empresas y autónomos consiguen que toneladas de alimentos lleguen cada día a nuestras mesas en perfectas condiciones. Gracias a la fórmula de Alquiber, que con su equipo de expertos lleva más de 40 años perfeccionando el negocio de alquiler de vehículos en renting flexible en nuestro país, cualquier empresa puede disponer de una furgoneta frigorífica que cuente con todas las facilidades y posibilidades de customización, que cumpla con los más exigentes estándares de calidad y que haya pasado todas las revisiones para garantizar su perfecto estado.

Para todos aquellos que dispongan de un negocio y necesiten mantener su mercancía a una temperatura estable y segura, los vehículos para transporte frigorífico de Alquiber son la mejor opción, ya que reúnen las ventajas del renting flexible con la calidad de una completa flota de frío en la que figuran vehículos frigoríficos de todos los tamaños: furgones medianos, plancher, furgones grandes y camiones de hasta 3.500 kilos. Además, todos los vehículos de transporte refrigerado de Alquiber son isotermos y frigoríficos, es decir, que están fabricados con un material aislante que previene el intercambio de calor y frío entre el interior y el exterior del vehículo. Y para las mercancías que requieren de temperaturas más bajas, cuentan con una fuente de frío adicional capaz de mantener la temperatura de la carga de los 0 a -20º C.

Apuesta por la innovación: Alquiber Track

Por otro lado, el renting flexible de Alquiber ofrece la posibilidad de adaptar en cualquier momento las flotas a las necesidades del negocio sin ningún tipo de penalización, por lo que resulta perfecto para las empresas y autónomos, sobre todo para quienes realizan actividades estacionales. Además, la apuesta por la innovación de Alquiber, enfocada en dar siempre a sus clientes el mejor servicio, permite gestionar estas flotas del modo más eficaz.

Por ejemplo, Alquiber Track, el sistema de gestión de flotas con GPS de Alquiber, también contribuye al mantenimiento de la cadena de frío durante el traslado y el reparto de la mercancía, ya que permite realizar un seguimiento de las rutas trazadas, las paradas realizadas, y el número de kilómetros por los vehículos de transporte frigorífico. Todas estas facilidades suponen una gran ventaja para planificar rutas de reparto, mantener la trazabilidad de las mercancías y para mejorar la eficiencia de los transportes. 

Noticias Relacionadas: