PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las subidas de las pensiones y los sueldos de los funcionarios disparan un 57% el déficit

El efecto contable del aumento de las pensiones y del sueldo de los empleados públicos disparó el déficit del Estado en los tres primeros meses del año hasta los 6.754 millones de euros, un 57,5 % más que en el primer trimestre de 2018, lo que equivale al 0,54 % del PIB.

PUBLICIDAD

Hacienda ha publicado los datos de ejecución presupuestaria del conjunto de las Administraciones Públicas de los dos primeros meses del año -salvo las corporaciones locales, cuyos datos se conocerán más adelante-, que sumaron un déficit de 11.908 millones, un 0,95 % del producto interior bruto (PIB).

El objetivo oficial de déficit público para este año es el 1,3 % del PIB, aunque el Gobierno ha señalado que, a falta de Presupuestos, su intención es situarlo en torno al 2 % del PIB.

El déficit de la Administración Central en los dos primeros meses del año equivalía al 1 % del PIB y el de las comunidades autónomas, al 0,01 %, con siete regiones en superávit -Aragón, Asturias, Galicia, Navarra, La Rioja, Comunidad Valenciana y País Vasco-.

PUBLICIDAD

Los Fondos de Seguridad social, por su parte, se anotaron un superávit de 773 millones hasta febrero, el 0,06 % del PIB.

Por lo que respecta al Estado y con datos actualizados hasta marzo, los ingresos repuntaron un 1,1 %, hasta los 46.049 millones, gracias al buen comportamiento de las rentas de la propiedad y las transferencias entre administraciones, ya que los correspondientes a impuestos y cotizaciones bajaron un 0,3 %.

En estos tres meses, los ingresos por impuesto de sociedades se desplomaron un 81,9 %, a 274 millones, por varios factores extraordinarios entre los que destaca una devolución de actas a una sociedad, que no se detalla, por más de 700 millones de euros. Esa sociedad fue Telefónica.

La recaudación por IRPF se situó en 11.002 millones, un 2,2 % más, y la de IVA, en 22.990 millones, un 4,6 % más. Las cotizaciones sociales bajaron un 1,7 %, a 1.607 millones, por la progresiva sustitución de empleados activos con régimen de clases pasivas por otros con régimen de Seguridad Social.

PUBLICIDAD

Sube un 6% el gasto público

En los tres primeros meses del año los gastos del Estado alcanzaron los 52.803 millones, un 6 % más, después de que aumentaran «la mayor parte de las partidas», según Hacienda.

Entre ellas, se incrementaron las transferencias corrientes entre Administraciones Públicas -que repuntan un 8,7 % a 30.463 millones-, sobre todo las destinadas a los Fondos de la Seguridad Social, en parte por una transferencia de 666 millones «para mantener el equilibrio presupuestario del sistema».

También se elevó, en un 6 %, el gasto en remuneración de asalariados por el impacto de las subidas salariales de 2018 y 2019, así como los consumos intermedios (un 13,3 %) por los gastos asociados a las elecciones y la aportación a la Unión Europea por IVA y RNB (un 31,8 %).

En cambio, descendió un 8,8 % el gasto en intereses de la deuda, que se situó en 5.513 millones, y un 23,2 % las inversiones debido al impacto en 2018 del rescate de cuatro autopistas.