Libération desata la polémica con una foto del Rey boca abajo

Libération desata la polémica con una foto del Rey boca abajo

05 octubre, 2017
|
Actualizado: 05 octubre, 2017 10:18
|
PUBLICIDAD

Libération, un diario francés de izquierda, publica una foto del Rey boca abajo, un insulto usado por los independentistas y republicanos. La excusa del diario para esta polémica foto es la pregunta: «¿La historia está loca?».

El rotativo galo de izquierdas pone en el mismo saco la tensión prebélica entre Corea del Norte y EE UU, el golpe de Estado en Cataluña y la masacre en Las Vegas, que se saldó con 59 muertos y más de 550 heridos por un terrorista del Estado Islámico.

Libération publica esta polémica foto en su edición especial sobre la “alocada” situación mundial. Para ilustrarla utilizada una imagen de Felipe VI boca abajo, una forma de expresar el odio hacia la Corana y el Jefe del Estado que hacen separatistas catalanes, como en Xátiva, cuyo museo aún cuelga el retrato de Felipe V boca abajo por haber ordenado el incendio del municipio, o como diarios independentistas y convenientemente subvencionados, como Vilaweb, que colgó todas las imágenes de la coronación de Felipe VI boca abajo.

“Catalunya, ¿descolonización o desnacionalización?”, titula el diario francés, que asegura que en caso de ruptura habrá colapso del Estado-nación y dará más fuerza a otras regiones controladas por separatistas para iniciar el mismo camino. Cabe recordar que Cataluña forma parte de España desde su constitución, y que jamás ha sido una colonia, por más que lo vendan los separatistas catalanes en libros de historia o en declaraciones públicas.

De hecho, hace décadas algunos Ayuntamientos controlados por ERC que colocaron boca abajo el retrato del Rey Juan Carlos I. El caso más reciente se dio coincidiendo con su abdicación, cuando el alcalde socialista -de la corriente crítica nacionalista Avancem- de Sant Feliu de Codines (Barcelona), Pere Pladevall, dio la vuelta a la foto del anterior monarca. El diario Vilaweb evita, además, traducir el nombre de Felipe VI al catalán, haciendo una excepción a su propia norma de traducir los nombres de los monarcas.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD