Matan a un ex militar infiltrado en el entierro de un joven venezolano

Matan a un ex militar infiltrado en el entierro de un joven venezolano

29 mayo, 2017
|
Actualizado: 29 mayo, 2017 14:12
|
PUBLICIDAD

Un teniente retirado de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) ha muerto este fin de semana en Venezuela tras infiltrarse en el entierro de un joven que murió tiroteado por guardias nacionales el pasado jueves.

El ex teniente llevaba una cámara y fue filmando uno a uno a quienes se encontraban en el entierro al tiempo que decía en voz alta el nombre de la persona grabada y su domicilio.

Los allí presentes se percataron de este hecho y le lincharon en el mismo sitio. Tras recibir asistencia médica, murió antes de llegar al hospital. El MP «comisionó a la fiscal 6 del estado Lara, Luz Marina Araujo, para investigar la muerte del teniente de la GNB en condición de retiro Danny José Subero (34), ocurrida la tarde de este sábado 27 de mayo en la urbanización Valle Hondo, ubicada en la parroquia Cabudare», indicó la Fiscalía en un comunicado, según recoge El Diario de las Américas.

Según esa entidad, Subero «fue abordado por un grupo de personas» que lo golpeó «con objetos contundentes en diferentes partes del cuerpo» y le efectuó «varios disparos». La motocicleta del funcionario retirado «fue quemada en su totalidad».

La información precisó que Subero fue trasladado al Hospital Central Universitario Dr. Antonio María Pineda en Barquisimeto, la capital de Lara, donde murió «minutos después de ser ingresado». La Fiscalía no ofreció más detalles del caso y señaló que coordina la actuación de la policía científica para establecer las responsabilidades penales.

La muerte de Subero ocurrió durante el cortejo fúnebre de Manuel Alejandro Sosa Aponte, el joven de 33 años, que fue asesinado de un disparo de bala la tarde del jueves 25 de mayo, según testigos, por supuestos guardias nacionales.

Según reseña El Pitazo, un grupo detectó la presencia de un supuesto infiltrado que grababa a los jóvenes presentes y decía, mientras los enfocaba, quiénes eran y dónde vivían. Al encararlo, el hombre no quiso entregar su celular, y cuando las personas le revisaron sus bolsillos, encontraron un carnet que lo acreditaba como teniente de la Guardia Nacional.

Autoridades regionales, como Henri Falcón, gobernador de la entidad, reprochó el hecho y escribió en su cuenta Twitter: “La escalada de violencia en el país está alcanzando niveles muy preocupantes y hay que rechazarla, venga de donde venga”.

El diputado Freddy Guevara también mencionó: “Condeno violencia asesina del régimen y condeno linchamiento de infiltrado en Lara. El dolor no puede convertirnos en lo que combatimos”. Tarek William Saab, también condenó el asesinato a través de su cuenta en Twitter: “6) LOS CRÍMENES DE ODIO SON DELITOS despreciados en todo el planeta y que han desarrollado su caldo d cultivo violento en abril-mayo en VZLA”.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD