Linde defiende la labor del Banco de España tras las críticas de inspectores

Linde defiende la labor del Banco de España tras las críticas de inspectores

07 junio, 2016
|
Actualizado: 07 junio, 2016 0:00
|

Madrid, 7 jun.- El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha defendido hoy la labor de la institución porque cree que «francamente» va por el buen camino para lograr la convergencia hacia las prácticas más exigentes, a pesar de las críticas de los inspectores.

A juicio de la Asociación de Inspectores del Banco de España, faltan medios para llevar a cabo una supervisión efectiva y, si no se adoptan los cambios necesarios en el Banco de España, podrían volver a repetirse los efectos de otra crisis financiera.

Una tesis que el propio gobernador rebate en una carta enviada a empleados del Banco de España a la que ha tenido acceso Efe, en la que defiende la puesta en marcha del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) en Europa.

Se trata, añade, de un «proceso enriquecedor» que tiende a conjugar y armonizar las mejores prácticas supervisoras de los países del euro para «controlar la buena salud de las entidades bancarias, la idoneidad de sus dirigentes y la calidad de sus procesos de gobierno interno».

Ante esta nueva realidad, insiste, no se trata de mantener una actitud de «inmovilismo y autocomplacencia» en la bondad de unos métodos, sino de transmitir sus ventajas y, simultáneamente, aprender y asimilar nuevos enfoques de supervisión del resto de colegas europeos.

«La tarea en la que estamos empeñados es la de incorporar a los métodos comunes de supervisión las mejores prácticas derivadas de nuestra experiencia», añade Linde, quien incide en que «mientras tanto, no cabe ni sería admisible relajación alguna en el rigor que se aplica a la supervisión de las entidades nacionales».

El gobernador del Banco de España reconoce que la creación del MUS ha supuesto un reto logístico para el Banco de España, pero también incide en que la plantilla de la Dirección General de Supervisión del organismo -que asciende a más de 500 personas- es la más elevada de la historia.

Admite también que los inspectores han tenido que adaptarse a un nuevo esquema que todavía debe alcanzar la velocidad de crucero y, por lo tanto, «asumir los costes de transición», pero aún así insiste en que la Unión Bancaria es «un gran proyecto para España y para el proceso de construcción europea».

Linde confía plenamente en que dicha unión contribuirá eficazmente al mantenimiento de la estabilidad financiera y por ello, añade, «el Banco de España, con todos sus empleados, tiene la obligación de poner todo el empeño en que el Mecanismo Único de Supervisión funcione lo mejor posible, aplicando el bien probado celo profesional de sus empleados».

El gobernador opina que estando abiertos los canales de diálogo entre la dirección del banco y sus empleados, «no es una práctica habitual ni saludable» plantear problemas relativos al desarrollo de las funciones supervisoras a través de comunicados que pueden malinterpretarse por los medios de comunicación.

«Eso puede generar desconcierto en la opinión pública y daña la imagen de la institución», advierte Linde. EFE

Noticias Relacionadas: