PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Llegan a España 194 refugiados sirios pese a los 6 atentados yihadistas que ha sufrido Europa en 2017

Un total de 194 refugiados -104 menores de edad, 49 hombres y 41 mujeres, en su mayoría de nacionalidad siria- han llegado a España procedentes de Turquía en el marco del Programa Nacional de Reasentamiento.

Según informa el Ministerio del Interior en un comunicado, con la llegada de este grupo, uno de los más numerosos, España ha acogido a 2.190 solicitantes de protección internacional, de los que 1.286 lo han sido vía reubicación y 904 por reasentamiento (398 procedían de Turquía y 506 de Líbano).

Los refugiados serán acogidos en Albacete (7), Badajoz (7), Barcelona (16), Castellón (7), A Coruña (6), León (9), Madrid (37), Málaga (20), Ourense (7), Salamanca (2), Segovia (4), Sevilla (6), Soria (12), Teruel (11), Toledo (25), Valencia (5), Vizcaya (5) y Zaragoza (8).

El Ministerio detalla que el Sistema español de Acogida e Integración de solicitantes de protección internacional ofrece a sus beneficiarios la permanencia en un centro, donde se les garantiza el alojamiento, la manutención, la asistencia jurídica y psicológica, entre otros servicios.

Estas cifras pese a los 5 atentados yihadistas que ha sufrido Europa en tan sólo 10 meses. El atentado en las Ramblas de Barcelona fue el sexto que el ISIS cometió en 2017 dejando un total de 48 muertos en estos primeros ocho meses de año.

El primero fue en Londres, el 22 de marzo, cuando un hombre arrolló a varias personas en el puente de Westminster y acuchilló a un policía a las puertas del Palacio del mismo nombre, cobrándose la vida de tres personas. El segundo tuvo lugar en París, en los Campos Elíseos, cuando el 20 de abril el agresor bajó de su vehículo y comenzó a disparar un arma automática provocando la muerte de un policía. El tercero fue en Manchester, donde el 22 de mayo perdieron la vida 22 personas a causa de una explosión, muchas de ellas menores, al finalizar el concierto de la cantante estadounidense, Ariana Grande. Después, en Londres se produjo el cuarto, el tres de junio siete personas perdieron la vida, entre ellas, el español Ignacio Echeverría, el «héroe del monopatín», después de que tres hombres arrollaran con una furgoneta y apuñalaran a varias personas. Y el quinto, el pasado jueves 17 de agosto, cuando una furgoneta embistió a miles de turistas en La Rambla de Barcelona dejando 14 muertos.

El terrorista de Manchester era hijo de refugiados y el de Finlandia era un refugiado yihadista marroquí. Además, la Policía detuvo el pasado mes de julio en Hospitalet de Llobregat (Barcelona) a un hombre español, de origen palestino e identificado como K.J.A.E.N., por un delito de enaltecimiento del terrorismo e incitación al odio y por su presunta integración en organización terrorista.

Según informó el Ministerio del Interior, el ahora detenido procedía de un campo de refugiados palestinos del Líbano, era firme defensor del clérigo salafista radical Khaled Al-Rashed y profesaba un odio visceral a Israel, a los chiitas y a España y al resto de países occidentales.