Los 28 se blindan contra la exención de visados antes de concederla a Turquía

Los 28 se blindan contra la exención de visados antes de concederla a Turquía

20 mayo, 2016
|
Actualizado: 20 mayo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Bruselas, 20 may.- Los ministros europeos de Interior acordaron hoy reforzar el mecanismo para suspender la exención de visados a ciudadanos de un país tercero, en plena fricción con Turquía, que se niega a modificar su Ley Antiterrorista, uno de los requisitos de la Unión Europea (UE) para avanzar hacia esa liberalización en junio.

La medida, que aún tiene que pasar por el Parlamento Europeo, ha sido impulsada por Alemania y Francia, partidarias de contar con un «freno de emergencia» para defenderse de posibles abusos antes de decidir si se abre la puerta a casi 80 millones de ciudadanos turcos o de si se sigue avanzando hacia la liberalización en el caso de Kosovo, Georgia y Ucrania.

«Esta cláusula permite dar marcha atrás en la liberalización de visados si un país no cumple sus obligaciones o compromisos», señaló hoy el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, al tiempo que su homólogo alemán, Thomas De Maiziere, consideró un «gran éxito» el paso dado hoy en el Consejo de la UE.

Con este mecanismo reforzado, se podrá suspender la exención de visados durante un periodo inicial de seis meses cuando se constate un incremento importante de la presencia irregular de ciudadanos del país tercero, por ejemplo, si se quedan en la Unión después de haber caducado su visado.

También se podrá activar esta medida cuando haya un aumento sustancial de las solicitudes de asilo de nacionales con tasa de reconocimiento reducida, cuando disminuya la cooperación en materia de readmisión (incluidos nacionales de países terceros distintos del estado que goza de la exención) o cuando se detecte una amenaza para el orden público o la seguridad interior.

Los Veintiocho abogan además por reducir los umbrales a partir de los cuales se considera que esos incrementos son sustanciales y por acortar de seis a dos meses el periodo de referencia para cuantificar la incidencia de estos supuestos, al tiempo que se permite a la Comisión Europea (CE) tomar la iniciativa.

El comisario europeo de Migración e Interior, Dimitris Avramópulos, aseguró en rueda de prensa que el refuerzo del proceso de suspensión «no es una decisión contra el país» al que se concede la exención de visado, si no una vía para que la UE se proteja del abuso y de amenazas a la seguridad.

Además de respaldar el mecanismo de suspensión, los ministros debatieron sobre la liberalización de visados para ciudadanos de Turquía, Georgia, Ucrania y Kosovo.

El caso de Turquía sigue resultando especialmente sensible puesto que la exención de visados es parte del pacto migratorio y Ankara se niega a cumplir algunos de los cinco requisitos pendientes que le exige la UE (de un total de 72) como modificar su Ley Antiterrorista para asegurar que no afecta a periodistas ni académicos.

Tampoco ayuda al entendimiento entre ambas partes decisiones como la adoptada hoy por el parlamento turco de retirar la inmunidad a los diputados bajo investigación judicial.

Otro caso complicado es el de Kosovo porque España, Eslovaquia, Chipre, Rumanía y Grecia no lo reconocen como estado independiente, aunque su oposición no constituye una minoría de bloqueo que permita impedir su aprobación en el Consejo si hay una mayoría cualificada a favor.

Fuentes diplomáticas explicaron que en caso de que se llegue a acordar la liberalización en este caso, aunque los kosovares pudieran entrar sin visado al área Schengen no podrían hacerlo a los países que no reconocen a Kosovo.

En el caso de Georgia y Ucrania, los ministros constataron que ambos países ya cumplen todos los requisitos para dar luz verde a la liberalización de visados.

Georgia será objeto de una discusión entre los embajadores de la UE la semana que viene, pero el proceso para Ucrania irá más lento porque algunos socios han expresado sus dudas por los casos de corrupción en el país, indicaron fuentes comunitarias.

Los ministros también abordaron los últimos desarrollos de la crisis migratoria, y constataron la necesidad de avanzar en la reubicación de demandantes de asilo desde Grecia e Italia, así como en la recepción de sirios desde Turquía.

Avramópulos señaló además que el Consejo ha respaldado hoy la calificación de Turquía como «país tercero seguro», una medida dirigida a facilitar el proceso de deportación desde Grecia.

Este respaldo llega el mismo día en que el comité de asilo de Grecia ha permitido a un sirio, cuya demanda de asilo había sido rechazada, quedarse en territorio griego por no considerar seguro devolverlo a Turquía. EFE

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD