Los ‘abertzales’, a golpes entre ellos

Los ‘abertzales’, a golpes entre ellos

22 febrero, 2016
|
Actualizado: 22 febrero, 2016 0:00
|

La Asamblea de exrepresaliados, un grupo crítico con la línea política oficial de la izquierda abertzale, ha denunciado la agresión a uno de sus militantes, de la que responsabiliza a miembros de Sortu.

Este colectivo, que se dio a conocer mediante una carta abierta en varios portales de internet el pasado 27 de enero, explica, en un nuevo comunicado publicado en la web Borroka garaia da! (Es tiempo de lucha), que el pasado 6 de febrero se registró un ataque contra un militante «del movimiento pro amnistía» en la calle Ikatza de San Sebastián.

El grupo tacha este ataque de «acción fascista y cobarde que viene a sumarse a lo que ya empieza a parecer una consigna dada por algunos en el intento despreciable de querer tapar su convivencia actual con responsables directos e indirectos de la tortura y la represión contra Euskal Herria».

El comunicado recuerda que «un alto cargo de Sortu ha dicho en varias ocasiones que, si alguien retomara el camino de la violencia, ellos estarían enfrente», pero, añade, «ha mentido», porque «sus propios militantes» han agredido a los disidentes «ya en demasiadas ocasiones».

Este grupo niega que tenga «anhelos de retomar la lucha armada», un aspecto que no se ha debatido «en ninguna de sus asambleas», al tiempo que rechaza que haya buscado «una escisión en el EPPK» (colectivo oficial de presos de ETA).

No obstante, asegura que «se han dado casos en los que al considerar a ciertas personas fuera de la izquierda abertzale se les ha negado la asistencia letrada, se les ha ninguneado y además se manipulan sus movimientos».

«Nos parece ridículo tener que justificar una reivindicación como la amnistía, algo tan propio dentro de la izquierda que nosotros hemos conocido que, a nuestro entender, el que tiene que dar explicaciones es el que la ha abandonado», añade la nota, en alusión a la línea oficial de la izquierda abertzale.

La Asamblea de exrepresaliados advierte de que, «si hay quien no soporta la disidencia, tiene un serio problema», ya que, «si no se permite desarrollar una alternativa a los dictados oficiales del partido, el problema lo tienen sus afiliados».

Este nuevo episodio de discrepancia en torno a la estrategia sobre la situación de los presos de ETA ocurre en pleno debate de la ponencia Abian, en la que la izquierda abertzale admite un intento de escisión en su seno precisamente por la reivindicación de la amnistía.

Fuentes de Sortu han asegurado que no tienen conocimiento de ninguna agresión como la que denuncian los críticos y han rehusado hacer ningún comentario sobre esta cuestión. E

Noticias Relacionadas: