Los bancos holandeses preparan medidas de contingencia ante un posible brexit

Los bancos holandeses preparan medidas de contingencia ante un posible brexit

08 junio, 2016
|
Actualizado: 08 junio, 2016 14:27
|

Bruselas, 8 jun.- Los bancos holandeses y las principales empresas del país tienen «medidas de contingencia listas para ser implementadas» en caso de que el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE) tras el referéndum del próximo 23 de junio, informó hoy la cadena «RTLZ», especializada en asuntos económicos.

El banco ING tiene previsto dejar de operar en Londres «si otros bancos y nuestros clientes se van de la ciudad», según las declaraciones de un portavoz de la entidad bancaria a este medio.

Rabobank por su parte esperará a ver «las decisiones de los clientes y de otros bancos» tras un posible «brexit» antes de evaluar si permanecer o no en Londres, explicaron fuentes de este banco a «RTLZ».

Pese a los planes de contingencia, ni la banca privada ni las multinacionales holandesas tienen claro qué esperar si Reino Unido vota por irse de la UE, según la información de este canal.

Por otro lado, la compañía de seguros Aegon se manifestó a favor de la permanencia de los británicos en la Unión, ya que «apoyamos una Europa estable, algo a lo que el «brexit» no contribuiría», dijo un portavoz de la empresa a «RTLZ».

Aegon señaló que una posible salida de la UE «no afectaría a las operaciones en Reino Unido» debido a que su sucursal británica trabaja con libras esterlinas.

Grandes compañías holandesas, como Philips o Shell, manifestaron su oposición al posible «brexit» y reiteraron la necesidad de una UE unida.

La petrolera Shell, un caso especial al tratarse de una sociedad anglo-holandesa, también vaticinó a este medio que la salida de Reino Unido tendría un impacto en sus resultados.

Por otra parte, el director del Banco Central de Holanda, Klaas Knot, declaró al portal de noticias «Nu.nl» que las compañías holandesas con presencia en Reino Unido «notarán el impacto de un posible «brexit» a largo plazo, pero «no se enfrentarán a riesgos financieros graves».

Knot explicó que el abandono de Reino Unido «daría lugar a una menor productividad y ralentización del crecimiento económico», y además al final de acuerdos de libre comercio». EFE

Noticias Relacionadas: