Los cachorros de la CUP en una abadía: ‘saquen su doctrina de nuestra vagina’

Los cachorros de la CUP en una abadía: ‘saquen su doctrina de nuestra vagina’

26 abril, 2017
|
Actualizado: 26 abril, 2017 16:34
|

La organización juvenil de la Esquerra Independentista, Arran, ha lanzado un vídeo en las redes sociales con motivo del día de la visibilidad lésbica en el que puede verse a dos jóvenes besándose en la abadía de Monserrat (patrona de Cataluña) a grito de «saquen su doctrina de nuestra vagina».

Como ya lo hizo la podemita Rita Maestre en 2011, cuando asaltó la capilla del campus de Somosaguas de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), ahora los cachorros de la CUP han difundido una campaña este 26 de abril para reivindicar que «las lesbianas queremos decir que estamos aquí, queremos decir que somos. Sí, que existimos. Y nuestra manera de follar también existe», tal y como exponen en su página web Arran. 

En el vídeo compartido en su cuenta personal de Twitter puede verse a dos lesbianas besándose en la abadía de Monserrat, patrona de Cataluña con la música de fondo de «saquen su doctrina de nuestra vagina».

«Más allá de las prácticas que tengamos, nos reivindicamos como lesbianas y haciéndolo hemos declarado la guerra al patriarcado: cuestionar la heterosexualidad obligatoria es subvertir el régimen de opresión que nos sitúa a las mujeres, lesbianas y trans por debajo de los hombres. Por eso nos esconden, pero cada 26 de abril, Día de la Visibilidad lésbica, y cada día, reivindicaremos orgullosas que somos lesbianas y no nos avergüenza», exponen.

«Porque el capitalismo necesita la heterosexualidad para mantenernos sumisas, necesita el matrimonio y la monogamia, necesita la familia nuclear porque seguimos cargando con una infinita jornada laboral, para tener trabajadoras gratuitas que lo hacen «por amor», «por naturaleza». Las lesbianas no serviremos al sistema heteropatriarcal porque «por amor» no mantendremos la división sexual del trabajo, «por naturaleza» no nos acostumbraremos a poner la otra mejilla. Ni a un hombre, ni el capitalismo, ni a la moral católica patriarcal. Y por eso mostraremos que no es por naturaleza ni por amor que se hace, sino por un régimen heterosexual que no sólo discrimina a las personas con identidades y prácticas no heterosexuales sino que perpetúa la explotación de todas las mujeres, lesbianas y trans«, apuntan.

Noticias Relacionadas: