PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Adriana Lastra, la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados.

Los diputados del PSOE-Unidas Podemos pretendían subirse el sueldo en plena crisis sanitaria y económica

La subida del sueldo de los diputados para 2021 defendida por el PSOE-Unidas Podemos ha quedado neutralizada por la oposición de PP y Vox en la Mesa de la Cámara Baja.

Fuentes parlamentarias han explicado que los dos partidos que forman el Gobierno de coalición han apoyado la subida salarial de los diputados. PP, Vox y Ciudadanos la han rechazado.

Finalmente, ante el escándalo que esa medida podría suponer, con miles de trabajadores en el paro o en ERTE, con muchos negocios luchando por sobrevivir y muchas familias haciendo milagros para llegar a final de mes, los diputados de PSOE y Unidas Podemos han aceptado con malestar que sus retribuciones serán congeladas durante 2021.

Los trabajadores de ambas Cámaras, sin embargo, sí recibirán una mejora salarial, en función de lo que marque el Gobierno en su proyecto de presupuestos del año próximo.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha contado en su perfil de Twitter el voto en contra del PP en el Congreso, a la vez que en el Senado, según sus palabras, su partido ha logrado «sumar una mayoría para evitarlo».

Sobre la posición del PSOE y de Unidas Podemos, indica: «Suben la cuota a los autónomos y aún quieren subirse ellos el sueldo. Indignante».

El portavoz adjunto de Cs, Edmundo Bal, ve un «auténtico bochorno» que el PSOE y Unidas Podemos hayan intentado subir el sueldo de los diputados en la situación que se encuentra España, inmersa en una grave crisis sanitaria, económica y social: «No sé qué tiene que pasar para que recuperemos el sentido común».

Se ha referido a la polémica votación en la Mesa del Congreso en la que inicialmente el PSOE y Unidas Podemos habían votado a favor de subir los salarios de los diputados, una posición que han rectificado en una segunda votación tras las críticas del PP y Vox.

Ciudadanos también se ha opuesto a esta medida en la mesa del Senado, donde se ha planteado la misma subida salarial para los senadores, aunque sí han apoyado el incremento de los funcionarios.

Para Bal, iniciativas como esta son las que explican que los españoles vean a los políticos «como un problema y no como una solución», tal como refleja el CIS, ha dicho.

«No puede ser que estemos pensando en el salario o la dieta por asistencia, se llama como se llame», ha subrayado el dirigente de Cs, insistiendo en que los esfuerzos económicos tienen que estar centrados en luchar contra la pandemia.