Pensionistas y trabajadores pierden poder adquisitivo por el IPC

Pensionistas y trabajadores pierden poder adquisitivo por el IPC

13 enero, 2017
|
Actualizado: 13 enero, 2017 11:20
|
PUBLICIDAD

Las pensiones y los salarios pactados en convenio han perdido poder adquisitivo en 2016 por el ascenso del IPC, concretamente un 1,35% y un 0,54%, respectivamente.
Las subidas de los salarios y las pensiones han sido inferiores a la inflación con la que ha cerrado el pasado año (1,6% en diciembre).
El dato del IPC definitivo se sitúa muy por encima de la subida del 0,25% que experimentaron las pensiones, la mínima permitida por Ley, y de la del 1,06% que reflejaron los salarios pactados en convenios colectivos durante 2016.
Con el dato de inflación, que supone un incremento interanual de nueve décimas respecto a noviembre, las pensiones y los salarios han vuelto a perder poder adquisitivo por primera vez en cuatro años.
Respecto a las pensiones, desde que entró en vigor la reforma de 2013 con la aplicación del Índice de Revalorización, la subida ha sido del 0,25%, si bien los pensionistas se han beneficiado de una inflación baja (0% en 2015) o, incluso, negativa (-1% en 2014), años en los que han ganado poder adquisitivo.
También en 2013 los pensionistas mejoraron su capacidad de compra, porque aumentaron un 1% aquellas de más de 1.000 euros y un 2%, las inferiores, mientras que el IPC se situó en el 0,3%.
Previamente, habían perdido poder adquisitivo en 2012, cuando el IPC fue del 2,9% y las pensiones subieron el 1%, y en 2011, cuando la inflación fue del 2,4% y las pensiones se congelaron.
Antes de que en 2013 se cambiara la Ley y se introdujera como método de cálculo el Índice de Revalorización, las pensiones se actualizaban con el IPC del mes de noviembre, que en 2016 se situó en el 0,7%.
No obstante, el Ministerio de Economía ha calculado que la inflación media de 2016 se ha situado en el -0,2%, por lo que este año no se ha producido pérdida de poder adquisitivo de las rentas en general, y de los pensionistas y funcionarios en particular.
En cuanto a los salarios, los trabajadores amparados por convenio colectivo no habían perdido poder adquisitivo desde 2012, ya que en 2013 sus sueldos subieron el 0,53% (con una inflación del 0,3%), en 2014, el 0,5% (con una inflación del -1%), y en 2015, el 0,72% (con la inflación en el 0%).
No obstante, previamente habían sufrido pérdidas de capacidad de compra en 2010 (IPC en 3%), 2011 (2,4%) y 2012 (2,9%), ya que sus salarios crecieron por debajo, el 1,48%, el 1,98% y el 1%, respectivamente.
La subida salarial pactada en los convenios colectivos en 2016 (1,06%) ha sido inferior al 1,5% recomendado para 2016 en el III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva que firmaron la CEOE y Cepyme y los sindicatos CCOO y UGT.
En la actualidad, los interlocutores sociales se encuentran inmersos en las negociaciones para pactar cuál será la subida recomendada para 2017, un año en el que el Gobierno prevé que los precios de consumo suban de media el 1,4%.
Los sindicatos piden alzas de entre el 1,8% y el 3% para recuperar el poder de compra perdido, mientras que la patronal propone un incremento del 1,5%, que podría aumentar en medio punto más, hasta el 2%, en algunos sectores en función de la productividad de las empresas y de la reducción del absentismo laboral.

El Ministerio de Luis de Guindos niega la mayor

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresas, Irene Garrido, ha afirmado que ni salarios ni pensiones han perdido poder adquisitivo en 2016 a pesar de la subida del 1,6% del índice de precios de consumo (IPC) en diciembre, ya que la tasa media anual arroja un descenso del 0,2%.
En una rueda de prensa, Garrido ha dicho que «la realidad» es que durante los primeros ocho meses del año no se ha producido un descenso de la capacidad de compra, en tanto que en «los tres o cuatro últimos meses sí ha subido el IPC».
En este sentido, ha incidido en que como la media anual es negativa las pensiones «efectivamente no han perdido poder adquisitivo en término medio«, debido a la revalorización de estas prestaciones del 0,25% en 2016, la subida mínima garantizada por ley.
Garrido no ha querido opinar sobre la propuesta de la CEOE de subida salarial para 2017 -que contempla un incremento de hasta el 1,5% y otro adicional de hasta el 0,5% vinculado a la productividad de las empresas y la reducción del absentismo laboral- al ser «salarios en el sector privado», y ha añadido que el Gobierno tiene «total respeto a lo que acuerden» patronal y sindicatos.
En su intervención, también ha indicado que el Ejecutivo no piensa que el precio de la cesta de la compra «se va a disparar», debido a que la subida producida en términos anuales se debe a un «efecto base» como consecuencia de que hace un año «estuvo muy bajo el precio de los combustibles».
La secretaria de Estado ha resaltado que la subida de la inflación «se debe principalmente a la aceleración de los precios energéticos, en especial de los combustibles y carburantes».

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD