Los gitanos de Barbastro se desvinculan del atropello mortal del Guardia Civil

Los gitanos de Barbastro se desvinculan del atropello mortal del Guardia Civil

08 marzo, 2016
|
Actualizado: 08 marzo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Un grupo de familias gitanas asentadas en Barbastro (Huesca) han hecho público un comunicado en el que se desvinculan de los menores responsables del atropello mortal del agente de la Guardia Civil José Antonio Pérez y expresan sus condolencias a la familia del fallecido.

El grupo, que se autodenomina «Familias gitanas nativas de Barbastro», responde de esta manera a los «rumores» que identifican la presunta conducta delictiva de los menores, también gitanos, con el conjunto del colectivo.

En el texto, los firmantes aseguran que están «felizmente afincados» en Barbastro desde el siglo XVIII y que mantienen una relación y convivencia «excelentes» con sus convecinos.

«¿Por qué escribimos esto?. Porque los energúmenos que segaron la vida de nuestro amigo Pepe -subrayan en alusión al agente- también son gitanos, gitanos que no tienen nada que ver con nosotros; gitanos que también nosotros deseamos que paguen las consecuencias de su barbarie».

El comunicado se ha hecho publico antes de la celebración de una concentración ciudadana, convocada a través de las redes sociales para hoy en la Plaza del Mercado de la localidad, con el lema «Justicia Ya!!! Fuera asesinos del pueblo».

Esta convocatoria modifica una anterior, retirada de las redes sociales, en la que se reivindicaba el «destierro» de la comunidad gitana, con la que la vecindad de Barbastro ha expresado su «inmediato rechazo», han asegurado a Efe fuentes vecinales.

Por su parte, fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huesca han asegurado no haber recibido ninguna solicitud de convocatoria de la concentración respecto a la cual, aunque han señalado que no se prohibirá, se adoptarán medidas para garantizar su desarrollo con normalidad.

Por otra parte, la web benemeritaaldia.org ha hecho público un comunicado en el que relatan parte de la investigación realizada en Barbastro y recogen el testimonio del menor de 17 años al que se responsabiliza del atropello mortal.

Según su versión, en el momento de ser interrogado por el fiscal de menores por los motivos por los que sujetó al agente del brazo y arrancó con brusquedad, el joven, internado en un centro cerrado por decisión judicial, respondió: «No lo sé…soy menor».

Añaden estas fuentes que el joven, con antecedentes por robo de coches y tráfico de drogas, no mostró arrepentimiento alguno, «ni tras su detención, ni durante el interrogatorio».

En el vehículo, propiedad del padre del joven detenido, viajaban su mujer, también de 17 años, con la que tiene un hijo, y una pareja vinculada familiarmente, ambos de 14 años.

Otras fuentes del caso consultadas por Efe han señalado que no es cierto que el joven, en su comparecencia judicial, alegara ser menor en su defensa y no mostrara signos de arrepentimiento. 

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD