Otro «logro» de Tsipras: se dispara un 33% el cierre de pymes en Grecia

Otro «logro» de Tsipras: se dispara un 33% el cierre de pymes en Grecia

04 octubre, 2016
|
Actualizado: 04 octubre, 2016 10:28
|

Los elevados impuestos en Grecia, la fuerte caída del consumo y los controles de capital de Alexis Tsipras ha obligado a cerrar a 24.330 pymes durante los primeros nueve meses del año en Grecia, un 33% más respecto a 2015, cuando en verano de ese año se aprobó un corralito financiero y un estricto control de capitales.

El número de empresas que ha cerrado en Grecia se ha disparado un 33% debido principalmente a la falta de liquidez, los altos impuestos, controles de capital y la caída drástica del consumo, según ha señalado la prensa griega.

El Gobierno de Alexis Tsipras, un referente para Pablo Iglesias y su Unidos Podemos, presentó ayer su Presupuesto, con subidas de impuestos y la creación de nuevas tasas, que afectan incluso al café, junto con un hachazo a las pensiones de entre el 20% y el 50% para poder cumplir con la troika.

Para cumplir con los ingresos previstos en los presupuestos generales del Estado de 2017, cerca de 55.000 millones de euros -cerca del mismo montante que controla Cataluña-, el Gobierno de Tsipras incorpora una serie de impuestos indirectos de nueva creación y el aumento de otros sobre productos que van desde el combustible para la calefacción y la gasolina al tabaco y el café.

Atenas considera que no es necesario restringir el derecho a la huelga, que los despidos colectivos deben ser el último recurso y desea restablecer los convenios colectivos, eliminados por el segundo paquete de rescate de Grecia del verano de 2012.

En estos temas Katrúgalos anunció que se alineará con la postura común que tienen sindicatos y patronal griegos, que emitieron una declaración conjunta en julio en la que rechazaron toda reducción del salario mínimo interprofesional, se pronunciaron a favor del restablecimiento de los convenios colectivos y consideraron innecesaria la liberalización completa de los despidos.

Las negociaciones, por tanto, se prevén complicadas, ya que el FMI pide para participar en el tercer paquete de rescate, algo que Alemania y otros países europeos consideran indispensable, precisamente la restricción del derecho a la huelga, la liberalización completa de los despidos colectivos y la reducción del salario mínimo.

.
Noticias Relacionadas: