Independentistas catalanes montan su circo ante las mesas electorales

Independentistas catalanes montan su circo ante las mesas electorales

21 diciembre, 2017
|
Actualizado: 21 diciembre, 2017 10:36
|

En teoría el voto es secreto y no se debería revelar en público. No obstante, los independentistas se están marcando a ellos mismos con distintivos amarillos. Todo vale: sombreros, abrigos y bufandas.

El lazo amarillo, prohibido para los miembros de las mesas, también se impone a la hora de votar, así como cualquier otro distintivo político, como banderas, camisetas u otra serie de objetos. Pero a los independentistas poco les importa que se sepa su color político, más en unas elecciones tan cruciales como las de este 21-D.

También han aparecido lazos y huellas de color amarillo en algunas de las escuelas de Barcelona, como el Ramón Llull, retiradas poco después por los efectivos de limpieza de la Ciudad Condal. En esta escuela se produjeron altercados entre los independentistas y la Policía Nacional durante el referéndum ilegal del 1-O.

Todo vale, incluso comportarse como una secta, para tratar de ensuciar aún más la jornada electoral, donde habrá urnas en todas las mesas y solo se podrá votar una única vez, y no como en aquella consulta ilegal, donde las urnas se pusieron en mitad de las calles o algunas de ellas ya llenas de papeletas antes de introducirlas en los colegios electorales.

Bolso, sombrero y bufanda de amarillo para ir a votar

Las alusiones al color amarillo, distintivo conocido por ser símbolo contra el cáncer infantil, ha recorrido como la pólvora en las redes sociales en la jornada de la votación de este 21-D.


Entre los que han votado con el lazo amarillo se encuentra Albano Dante, ex dirigente de Podemos, y ahora independentista.


Otros aseguran que el color amarillo luce en su corazón


También lo ha hecho el dirigente de ERC y ex consejero de la Generalitat, Carles Mundó.

Asimismo, la seguridad vial no va con algunos independentistas, que han pintado de amarillo un paso de cebra, pese a estar totalmente prohibido por riesgo de caídas o patinazos de transeúntes.

Ante esta situación, el secretario técnico del Ministerio del Interior, Juan Antonio Puigserver, ha evitado pronunciarse, ya que ha recordado que el único pronunciamiento existente es de la Junta Electoral, hace unas semanas, con respecto a los miembros de la mesa, y consideró que ellos no deberían mostrarlo porque podría se contrario a la ley por una cuestión de propaganda electoral.

Sin embargo, ha dejado claro que respecto a los votantes no existe pronunciamiento y que es el presidente de la mesa el que debe pronunciarse y, si tiene dudas, debe «consultar a la Junta Electoral para que se pronuncie al respecto». «Yo tengo mi opinión, pero ahora no entraré«, ha apuntado.

Una chica de 18 años ‘vota’ en lugar de Puigdemont

El esperpento en las votaciones continúa. Laura Sancho, una joven de 18 años y que vota por primera vez, ha cedido su voto al ex presidente de la Generalitat y fugado Carles Puigdemont, que no puede votar desde Bruselas. Sancho se ha mostrado orgullosa de haber tomado esta decisión para «ayudar» al candidato de JxCat, huido en Bélgica, y para animar a los jóvenes a implicarse en política.

Tras votar en el colegio electoral de Les Planes (Barcelona), Laura ha asegurado encontrase «genial» y ha explicado a los medios de comunicación hasta en tres idiomas (castellano, catalán e inglés) que se ofreció a votar por Puigdemont «para ayudarlo y que note calidez». «Creo que se lo merece más que nadie porque su situación política actual es horrible», ha afirmado, tras criticar que Puigdemont «esté exiliado» en «pleno siglo XXI».

Puigdemont, al que fue a visitar a Bruselas hace unos días, le ha agradecido el gesto y «estaba muy orgulloso de que alguien joven como yo haga esto por él», según ha dicho.

Tiran a la papelera las papeletas de Ciudadanos

Noticias Relacionadas: