PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los independentistas ya ejercen en la Cámara de Barcelona y encargan dos informes contra España

La Cámara de Barcelona elaborará este verano un estudio sobre las inversiones extranjeras en Cataluña para confrontarlo con el del Estado, que cree no refleja la realidad, y ha encargado otro para el otoño sobre los costes de oportunidad perdidos por la falta de inversiones del Gobierno.

PUBLICIDAD

Estas son algunas de las decisiones que este lunes ha adoptado el primer comité ejecutivo de la Cámara surgido de las elecciones del pasado mes de mayo, y que ganó con mayoría absoluta la candidatura independentista Eines de País, impulsada por la ANC.

En declaraciones a los periodistas tras finalizar la reunión, el presidente de la institución, Joan Canadell, cuya empresa es Petróleos Independientes, una red compuesta por 8 gasolineras de bajo coste que no da ni empleo al ser desabastecidas ni beneficio, pero que sí manda en la Cámara de Comercio de Barcelona por el apoyo de la ANC, ha explicado que el estudio sobre las inversiones extranjeras en Cataluña será el primero que se elaborará en esta nueva etapa al considerar importante rebatir los números que ofrece el Ministerio de Industria.

Según las estadísticas de Industria, la inversión extranjera bruta productiva en Cataluña en 2018 fue de 2.995 millones de euros, lo que supone una caída del 11,78 % con respecto al año anterior.

PUBLICIDAD

«Los datos del Estado español no responden a la realidad de lo que está pasando», ha dicho Canadell, que ha criticado que se consideren inversiones lo que son simples «cambios accionariales» como la adquisición de Abertis por parte de Atlantia.

Coincidiendo con la primera reunión del comité, la Cámara ha hecho público un estudio del organismo cameral de 2012 titulado «Consecuencias económicas de un estado propio en Cataluña» que Canadell ha asegurado que no fue divulgado.

El texto, realizado por el gabinete de estudios económicos, concluye que el proyecto de una Cataluña con Estado propio dentro de la UE «implica riesgos económicos significativos a corto plazo», pero que, a largo plazo, «puede representar una oportunidad para llevar a cabo unas políticas públicas mejor financiadas y más ajustadas a los intereses específicos de Cataluña».

«Este estudio todavía tiene vigencia y nos ayuda a todos a reflexionar sobre el posible futuro de Cataluña. En él hay argumentos a favor de un estado propio y también apunta riesgos», ha dicho Canadell, que ha afirmado desconocer por qué no fue publicado.

PUBLICIDAD

Respecto al estudio sobre los costes de oportunidad perdidos, que se prevé tener en octubre, Canadell ha señalado que se trata de estudiar cómo han afectado inversiones no realizadas en aplicación, por ejemplo, de la adicional tercera del Estatuto de Autonomía.