Los precios en Japón subieron un 0,1 por ciento en diciembre

Los precios en Japón subieron un 0,1 por ciento en diciembre

29 enero, 2016
|
Actualizado: 29 enero, 2016 0:00
|

Tokio, 29 ene.- El índice de precios al consumo (IPC) japonés subió en diciembre de 2015 un 0,1 por ciento con respecto al mismo mes de 2014, lo que supone el segundo avance consecutivo del indicador, informó hoy el Gobierno.

No obstante, el índice, que excluye los alimentos frescos por su excesiva volatilidad, retrocedió un 0,2 por ciento con respecto a noviembre, según los datos facilitados por el Ministerio del Interior y Comunicaciones.

El dato denota aún el frenazo que ha experimentado el alza de precios en el archipiélago a raíz de la caída de los precios del petróleo desde mediados de 2014.

Al excluir los precios de la energía, el IPC nipón en diciembre mostró una escalada interanual del 0,8 por ciento y un retroceso intermensual menor, del 0,1 por ciento.

La factura de la luz y del agua y por combustibles mostró una caída del 6,6 por ciento interanual y del 0,2 con respecto a noviembre.

Transportes y comunicación costaron un 2,8 por ciento menos en diciembre de 2015 comparado con el mismo mes del año anterior y un 0,5 por ciento menos en relación a noviembre.

Otros apartados como muebles, ropa y calzado, u ocio y cultura mostraron una subida de los precios del 2,3%, 1,8% y 2,2%, respectivamente.

Los precios en Tokio, donde el análisis corresponde al mes de enero, retrocedieron un 0,1 por ciento respecto al mismo mes de 2014 y un 0,8 por ciento en relación a noviembre.

Los precios en el área metropolitana de la capital se consideran un indicador avanzado de la evolución del IPC en todo el territorio de Japón.

El Banco de Japón (BoJ) tiene previsto concluir hoy su junta mensual y los analistas prevén que reducirá el alza del IPC que prevé para el próximo ejercicio, que arranca en el país asiático el próximo 1 de abril.

La entidad situó su pronóstico en una subida del 1,4 por ciento, pero muchos temen que la rebaje a en torno un 1 por ciento.

También esperan que retrase hasta 2017 el plazo para alcanzar su objetivo de situar la inflación en el 2 por ciento, una meta que esperaba alcanzar en 2015 y que ha tenido que aplazar ante la caída del crudo.

Ante la actual tesitura, los economistas creen que el BoJ podría desvelar hoy algún mecanismo adicional de flexibilización para complementar el programa de compra masiva de activos que estableció en la primavera de 2013 para acabar con un ciclo deflacionario de casi dos décadas. EFE

Noticias Relacionadas: